sábado, 24 de junio de 2017

¿Qué pasa en Venezuela?


Junio 2017

Acá mi lectura de lo que ocurre en mi país.

martes, 20 de junio de 2017

Conoce la verdadera causa de por qué los hombres gays van al infierno


Esta caricatura la vi por tuiter hace años. Me dio mucha risa. Un hombre joven llega al infierno, el Diablo lo interroga para saber por qué lo enviaron para allá. Violación, asesinato, robo en tiendas, secuestro... Ninguna de esas es la causa.

sábado, 1 de abril de 2017

Cappuccino de Tamer Ruggli



Me gustó este corto. Cuenta la historia de un adolescente, hijo único, criado por su madre. Él está en esa etapa donde las hormonas están a flor de piel.

Un día se arma de valor e invita al chico del colegio que le gusta. ¿Cómo acaba esta salida entre amigos? Debes ver el corto.

jueves, 30 de marzo de 2017

“Besémonos, cordero, flor de lana” de María Ángeles Pérez López


Besémonos, cordero, flor de lana,
hagamos, deshagamos la madeja
que va de ombligo a ombligo hasta el comienzo
redondo y empapado de mi vientre,
juguemos a tocarnos como niños.
Prometo no gritar si me embadurnas
la cara y los pezones con el barro
que excretas y alimentas y enrojeces.
No diré que te temo si te escucho
llamarme con voz ronca e imposible
en lengua parecida al esperanto,
no estaré sorprendida de belleza
si te veo tan hermoso cada vez,
haré como si no te conociese,
descubrámonos juntos, iniciemos
el viaje por la noche y sus contornos.
Podemos dibujar sobre la espalda
el mapa del deseo en signos chinos,
que sea la saliva nuestra tinta
para atraer de nuevo a las mareas.
Soñemos sueños de cartografía
orgánica y corpórea en el deshielo.

domingo, 26 de marzo de 2017

Sudoroso

Algo sobre mí.

Yo sudo. Bastante. Desde que tengo memoria, sudo con profusión y me gusta. Quizás por eso, el olor de mi sudor no es fuerte. Libero toxinas, circula el agua en mi cuerpo, es saludable.

Cuando salgo a bailar es liberador. A veces los jeanes quedan tan empapados que termino goteando. Y la camisa ni se diga.

viernes, 24 de marzo de 2017

“Los dedos con que cuento las cosas que me pasan” de María Ángeles Pérez López


Los dedos con que cuento las cosas que me pasan
tienen su vida propia,
anidan las costillas de mi hombre,
atraviesan el aire con perfil riguroso,
pasean por su cuenta y riesgo, y no me entero,
me sorprenden con su extraño atrevimiento,
atrapan el relámpago y música de la noche...
Salgo a buscarlos a altas horas, siempre preocupada
y amanecen en cualquier sueño barato,
tanta educación primorosa para esto.

sábado, 18 de marzo de 2017

Amor crudo de Juan Chappa y Martín Deus @martindeus


Este corto lo vi en el FestDivQ hace unos años. Me encantó. Es una historia rebosante de frescura. Está ambientado en un liceo de La Plata en Argentina.

No cuenta una historia, en el sentido formal. Siento que el corto retrata un momento: los últimos días de clase de un grupo de amigos, adolescentes varones.

jueves, 16 de marzo de 2017

Necesidad de Kattia Piñando Pinto

En estos tiempos en que se hace necesario
profesar cualquier cosa
decirse miembro de algo
hacerse partidario de algún movimiento
inyectarse silicón en cualquier parte del cuerpo
lucir parecido a alguien
pensar a conveniencia de otros
poseer el poder para transgredirlo
tener dinero para malgastarlo
hacer buena poesía, o al menos,
        [una que le guste al editor
practicar aunque sea mal sexo
ir a tertulias aunque sea para quedarnos dormidos
ir a fiestas para contentarnos con la vida
[aunque al final,
terminemos arrechos con ella
estudiar “para ser alguien” aunque sigamos
            [siendo quienes somos,
irse a otro país para conseguir un sueño
que probablemente se esconde bajo la cama
y que buscamos en los asientos de algún avión
En estos tiempos en que se hace necesario
gritar consignas para luego quedar consignados
sentirnos mal y cada vez peor pero sin
perdernos las cervezas de los fines de semana
discutir siempre sobre lo más obvio para
                [evitar desnudarnos,
desperdiciar minutos en desencuentros estériles.

domingo, 12 de marzo de 2017

Bitácora de lecturas del 2014


Desde el 2010 hago un recuento de los libros que leo cada año. Conoce la causa leyendo Finito. Acá mi resumen del 2014.

1
Leí treinta libros en 52 semanas.

2
El primero que leí fue "El loco Dorrego" de Hernán Brienza, y el último "Nacionalismo y cultura" de Amílcar Cabral, el líder caboverdiano.

viernes, 10 de marzo de 2017

“Para escribir un poema que no sea pleno de amor” de María Ángeles Pérez López


Para escribir un poema que no sea pleno de amor,
incendiado en sus sílabas de escarcha,
puedo releer los libros que conozco
donde alguien tocó nuestra eterna raíz
midiendo la distancia que va del cuerpo al cuerpo
-oh pelea desigual y ensangrentada
de la que no saldremos nunca indemnes,
mordido el corazón en su mismísimo centro-.
Porque bailo despacio un baile repetido
de forma que soy junco como otra de las muchas
mujeres, de las niñas, las ancianas
que están antes de mí, las que vendrán
a acariciar tu sexo estremecido
esperando encontrarte inigualable
cada una en su señal, en su contorno
el gesto primordial de nuestra dicha.
Porque es común el peso en las caderas
que nos hace movernos, concebir,
guardar el surco de agua que trae el viento.
Es en serio que nada necesito,
la bibliografía podría ser escasa
y yo te tocaría igual cada minuto
aunque hubiese perdido el alfabeto,
el habla del primate vuelto hombre
y espacio vertebral en la belleza.
Apenas me hacen falta las dos manos
para escribir sin tinta ni agonía
el rasgo corporal del pergamino.

sábado, 4 de marzo de 2017

El nido vacío de Francisco Lupini


Este corto lo vi hace unos años en el Festival de Cine Venezolano de la Diversidad. Cuenta la historia de Montse, una sexóloga y madre soltera española. Ella se embarca en una misión: reconectarse con su hijo adolescente, luego de descubrir que él tiene un enoooorme problema: un guevo gigantesco. Massive cock, dirían en el mundo anglo.

Es un relato en clave de comedia. El guión está genial. Las actuaciones, también. Me reí un montón. Dura 24 minutos y para mi sorpresa, no está hecho en España sino en EEUU. Ahora entiendo el acento del hijo.

jueves, 2 de marzo de 2017

“Sé que poseo algunas cosas” de María Ángeles Pérez López

Sé que poseo algunas cosas,
¡ay de mi pequeño afán coleccionista!,
la caja desatada de los truenos,
un oscuro baúl para las lágrimas,
alicates y un dedo de agua de algún sitio,
la precisión exhaustiva de los ríos que no cantan,
un demonio pequeño sin poder contra la muerte,
fotos de amigos perdidos y no sé cómo,
recodos del camino,
indecencia del camino,
su color, su dolor,
más fotos de amigos,
una torre de aire para los relámpagos,
el peso innoble de las palabras que no se dicen,
las nubes de Morón y su sombra temprana,
hasta el ojo huracanado del que se termina hablando siempre,
y total para qué,
si yo lo que quería,
en el fondo, e interminablemente,
era la voz hondísima de Julio.

domingo, 26 de febrero de 2017

Madre África


Salsa en vivo toda la noche… demasiado rico. No estaba en mis planes ir a bailar ese día. Vimos una obra de teatro en Unearte y luego al León a tomar unas cervezas. Entre una y otra fría, me animé y me anoté en la pachanga de los demás. Sólo había un detalle. Andaba en bermudas, mi traje formal. ¿Me dejarán entrar?

“Guerreros. Si me rebotan no hay rollo. Entran ustedes y yo sigo a mi casa… igual no estaba en mis planes ir a bailar”. Llegamos, preguntamos y no hubo problemas. Un grupo en vivo cantaba cuando entramos.

viernes, 24 de febrero de 2017

“El hombre que hemos sido en el pasado” de María Ángeles Pérez López


El hombre que hemos sido en el pasado
se acerca lentamente y nos saluda
como quien ve de pronto a un conocido
borroso y desprevenido entra la niebla.
Como quien mira a otro y se incomoda
por el salto infinito de la especie
que trae la semejanza y el contraste,
el hueso y su cartílago amoroso,
la oreja, el peine manso y acabado,
el sexo y su ventura, los pulmones
comunes en sus zonas cavernosas,
el mismo corazón y su perenne
afán de traslación sobre la tierra
para llevar el peso de la sangre
hasta la conquistada vertical.
También cada perfil, su discrepancia.

sábado, 18 de febrero de 2017

Atenea y Afrodita de Harold López Garroz

¿Una tarea difícil? Conseguir filmes venezolanos que aborden la diversidad sexual. Por eso me alegra reseñar este trabajo. Es un corto de Harold López Garroz del año 2005.

Trata de una joven, Atenea, que acaba de terminar con su novio y en pleno guayabo conoce por redes sociales a una mujer llamada Afrodita.