viernes, 8 de junio de 2018

La Liga Feminista de Maracaibo vista por Alba Carosio


A finales de los años 70, se creó La Liga Feminista de Maracaibo en el occidente de Venezuela. No sabía nada de esta experiencia. La descubrí en el libro "Historia de lucha de la mujer venezolana" de María del Mar Álvarez. Si no lo has leído, debes hacerlo. Acá puedes verlo y descargarlo de manera gratuita.

En su libro María del Mar incluye los párrafos que transcribo a continuación. Es la historia de La Liga feminista de Maracaibo contada por Alba Carosio, una de sus fundadoras. No tiene desperdicio. Todas las fotos de esta nota me las envió la propia Alba. El nombre de cada una indica la actividad donde fue tomada.

Alba Carosio: Liga Feminista de Maracaibo

La Liga Feminista de Maracaibo fue creada en 1977 por un grupo de profesoras y estudiantes de la Universidad del Zulia, liderada e impulsada por la Dra. Gloria Comesaña Santaelices, quien había promovido la Cátedra Libre de la Mujer, siendo directora de la Escuela de Filosofía. Sus primeras integrantes fueron Fátima Borges, Mary Pampolini, Gladys Tinedo, Alba Carosio, Teresa Sosa, Beatriz Rincón y Beatriz Borjas.



El primer año de la Liga Feminista de Maracaibo fue un espacio de reflexión donde se leía y debatía la explicación sobre los orígenes históricos de la opresión de las mujeres y la necesidad de su liberación para construir una sociedad con justicia e igualdad. Desde el principio, la Liga Feminista de Maracaibo se propuso tener una incidencia social y lograr impacto en la pobreza y exclusión de las mujeres en la sociedad. En esos momentos iniciales, la Liga Feminista de Maracaibo (Lifem) fue un círculo de estudios y reflexión sobre la teoría feminista y la historia de las luchas de las mujeres. En ella se leyeron y discutieron los textos de la gran maestra Simone de Beauvoir, de las feministas socialistas y del feminismo radical. Dialogamos apasionadamente sobre la relación del feminismo con el marxismo, el socialismo, el cristianismo, la teología de la liberación y estuvimos seguras de que el feminismo es una ética, una filosofía y una praxis. Fue un tiempo “heroico y fundador de conciencia”, dice Gloria Comesaña.

En 1978, Lifem comenzó a desarrollar ‘acciones hacia fuera’ tales como foros en espacios universitarios, culturales y populares, artículos en la prensa, entrevistas en programas radiales.

Lifem comenzó a difundir el feminismo en la publicación Voz Feminista (1977-78). Allí se trataron temas tales como el trabajo doméstico y la doble jornada, los derechos sexuales de las mujeres, el derecho a decidir libremente la maternidad y el aborto.

En noviembre de 1979, Lifem organizó el Primer Encuentro Nacional de Grupos Feministas al que asistieron compañeras de Caracas, de Maracay y de Mérida. Estuvieron presente entre otros el grupo de Teatro 8 de Marzo, el grupo Miércoles, el Frente Feminista del MAS, el grupo Conjura, el grupo Persona y el Movimiento de Mujeres de Mérida.

En 1982, Lifem desarrolló una intensa campaña de debates y discusiones en la ciudad de Maracaibo en apoyo a la Reforma del Código Civil, que consagró la igualdad de las mujeres en el matrimonio y la desaparición de la distinción entre hijos legítimos e ilegítimos.

En 1980, la Liga Feminista de Maracaibo fundó la Casa de la Mujer. Este proyecto fue apoyado por Argelia Laya, quien estableció contactos con el Concejo Municipal de Maracaibo para dar apoyo financiero. Dicha casa fue inaugurada el 8 de marzo de 1984, y fue la primera de las Casas de la Mujer en Venezuela. Funcionaban los siguientes servicios: atención médica, atención psicológica, atención jurídica en las áreas de derecho de familia y derecho laboral, cursos de formación en costura, tejidos, etc., charlas y conferencias sobre temas relacionados con las mujeres.

La Casa de la Mujer de Maracaibo funcionó hasta 1990 fue un polo de integración, difusión de ideas feministas, visibilización de los derechos de las mujeres y un activo importante para la ciudad.