sábado, 14 de septiembre de 2013

La religión es como el pene

Más claro imposible. Aunque el mensaje es falocéntrico ayuda a ilustrar en qué consiste un estado laico. Ya sabes. Genial, hemoros tu pene/religión, pero no quiero que me lo metas. Al menos, no obligado.