domingo, 15 de abril de 2018

Diarios de Joe Orton


En la Feria del Libro de Venezuela del año 2014 había un stand de Placard, una distribuidora de libros colombiana sobre diversidad sexual. Entre los títulos encontré los diarios de Joe Orton editados por la editorial española Cabaret Voltaire (www.cabaretvoltaire.es).

Antes de ese momento no conocía nada sobre Joe Orton, no sabía quién era, a qué se dedicaba. Nada. Pero después de leer la contraportada del libro, tuve que comprarlo. Acá se las transcribo.

"El 9 de agosto de 1967, en Londres, el dramaturgo Joe Orton fue asesinado a martillazos por su amante, Kenneth Halliwell, quien se suicidó inmediatamente después. Halliwell dejó una nota que decía: 'Si leéis sus diarios todo quedará explicado'"

¿Cómo no comprarlo y devorarlo en una sentada? Imposible.


1
Joe Orton fue un dramaturgo inglés, abiertamente homosexual, de origen muy humilde. Gracias a su talento y esfuerzo, Joe ganó reconocimiento público en los años 60.

Comparto un párrafo de la solapa. "A través de sus personajes (Joe Orton) expresó la dinámica década de los 60, haciendo que se burlasen de los viejos valores, confiriéndoles un espíritu rebelde y poco convencional, que tendía al humor negro y al lenguaje rudo. Su obra transgresora y de vanguardia creó junto a la de Harold Pinter, un nuevo teatro inglés, satírico y macabro. Entre sus obras dramáticas destacan Entertaining Mr. Sloane, Loot, The Good and Faithful Servant, The Erpingham Camp, What the Butler Saw, Funeral Games".


2
En los diarios, Joe habla abiertamente de sus encuentros sexuales furtivos, de su relación con Kenneth, del montaje de las obras, del trabajo con los actores, de su viaje a Marruecos, etc.

Mientras leía, me impresionó ver cómo una relación de pareja se puede convertir en una prisión, en una cárcel para sus integrantes.

Llega un punto en que los diarios comienzan a ser claustrofóbicos. La sensación de encierro aumenta en la medida en que uno avanza en la lectura.

Me llamó la atención que ninguno de los dos, ni Joe ni Kenneth, pudieron detenerse y decir: "Ya va, esto no está funcionando. Es mejor que terminemos". Su relación me acordó mucho a unos amigos que también tenían un matrimonio muy tóxico. Afortunadamente, mis amigos se separaron y no terminaron matándose entre sí, pero iban en esa dirección.

3
En 1987, Stephen Frears hizo una película basada en los diarios de Joe Orton, titulada Prick Up Yours Ears (Ábrete las orejas). Quedé con ganas de ver alguna obra de Joe.