sábado, 16 de agosto de 2014

El beso


Tu beso voló y esquivó el desorden de mi cuarto
evadió sábanas rebeldes
jugó entre los gatos que dormían a mis pies
subió y casi chocó con la hilera de libros
de mi mesita de noche
convenció a mi almohada guardiana
y me despertó.