domingo, 5 de mayo de 2013

Humor eclesiástico

Tras la renuncia del Papa Nazi se abrió un compás de espera entre los creyentes de la iglesia católica. Mucho se especuló sobre quién sería el nuevo pontífice. Acá una de las caricaturas que me robó una carcajada. Las mujeres católicas, laicas o monjas, siguen esperando un papa del siglo XXI. Ojalá Francisco entienda ese anhelo de la comunidad de creyentes.