jueves, 18 de febrero de 2010

PELÍCULA / “Cheila, una casa pa maíta” promete cautivar al público



El Universal

Como obra teatral, La quinta Dayana de Elio Palencia obtuvo el Premio Municipal de Teatro 2006-2007 en las categorías Mejor texto, actriz principal (Elaiza Gil) y actriz de reparto (Francis Romero). Como película -aún sin ser estrenada comercialmente-, Cheila. Una casa pa' maíta recibió en el Festival de Cine de Mérida seis galardones: Mejor película, Premio del público, actriz principal (Endry Cardeño), actriz de reparto (Violeta Alemán), Mejor dirección (Eduardo Barberena) y Mejor guión (Palencia).

A juzgar por los reconocimientos, hay algo en la historia del dramaturgo que conmueve al público especializado o no. Una chica transgénero se convierte en la metáfora de una minoría, de lo distinto y lo desconocido; y su familia, en la representación de una sociedad que, a pesar de sus virtudes, debe superar graves taras.

Desde pequeño él siempre quiso ser ella. Se va del país, avanza en el cambio de sexo y con el producto de su trabajo compra una casa para su madre, quien vive en ésta con toda su familia. De regreso a su terruño, Cheila anuncia a sus parientes que debe hipotecar la quinta para concretar el cambio de género y solicita la ayuda de todos. Aquello será el detonante para que aflore lo peor de aquel grupo, negado a comprender y tender una mano a quien los ha mantenido por tantos años.

"Mi intención no era tocar el tema de la transexualidad -cuenta Elio Palencia- ésta es una extrapolación para trabajar al otro, al diferente. Me movió lo de las purulencias de la sociedad actual, una revisión de la familia como célula que genera una injusticia más extendida".

Palencia está satisfecho no sólo porque la Villa del Cine eligió su guión para producirlo, luego de un concurso, sino porque la historia ha encontrado eco en mucha gente. "Trato de ver si somos mejores, si uno no revisa su parte negativa, ¿cómo se supera? En esta búsqueda descubro que no somos tan chéveres los latinos, hay frivolidad en los compromisos afectivos, quien tiene el poder apoya al más mediocre...".

El respeto ante todo
Guionista y director trabajaron de la mano. Eduardo Barberena hace referencia al gran respeto que se fijaron tener con el tema que trataban y los personajes. "Es una película tan respetuosa de los acontecimientos que suceden y de lo que le ocurre a este transexual, y su relación con su madre, que el público cuando la ve se pone de su parte, lo comprende y lo aplaude".

Barberena resalta también la importancia de que el papel principal lo interpretara Endry Cardeño, importante artista transexual de Colombia, quien se identificó desde el principio con el personaje e hizo importantes acotaciones.

Para el crítico de cine Alfonso Molina, quien formó parte del jurado del Festival de Mérida, hay tres aciertos principales en Una casa pa' maíta. "El primero es el soporte dramatúrgico, hay conocimiento, compenetración con el tema. Segundo, Barberena entendió la trascendencia de algo que va más allá de lo genital; lo que subyace es más profundo: la intolerancia, la incomprensión de ciertas condiciones de vida. Tercero, el trabajo actoral en general es muy bueno. Creo que es una película redonda".

Si bien cuestiona la dirección de fotografía de la película, "pudo ser mejor", Molina cree que se trata de un film que puede funcionar muy bien con el público.



......................

Cheila. Una casa pa' Maita estrenó Festival del Cine Venezolano en Mérida

Ciudad de Mérida, 28 Oct. ABN (Emma Grand).- El Festival del Cine Venezolano le dio la oportunidad a su público de ver la más reciente película del director criollo Eduardo Barberena, Cheila. Una casa pa´Maita. Una producción de la Villa del Cine.

Este largometraje de ficción lleva a las pantallas la obra de teatro 'Quinta Dayana', de Elio Palencia, trama que cuenta la vida de un transexual que busca el amor de su familia con dinero, pero no será hasta el primer trimestre de 2010 que será proyectada en todas las salas de cine nacional.

La madre de Cheila, Maita, interpretada por la actriz venezolana Violeta Alemán, dice que más que mostrar la vida de una persona que nació hombre, pero se siente mujer y quiere serlo, y la transición a ello, transmite el abuso familiar.

Por su parte, Barberena comenta que esta película 'evidencia lo traumático que es para una familia, que ya está muy traumatizada, tener en su casa un transexual'.

La familia aparenta aceptar a Cheila, interpretado por la actriz transexual colombiana Endry Cardeño (de adulto) y el joven actor venezolano José Manuel Suárez (de adolescente), pero cuando este personaje no puede seguir dando dinero 'se descubren las verdades y los afectos no son los mismos'.

'Es el trauma que tiene que enfrentar este transexual, que todo el esfuerzo que ha hecho es pagar el afecto', sentencia Barberena.

Este largometraje de ficción será evaluado por un jurado, junto a otros 13 más, para premiar en al menos quince categorías, entre ellas mejor película.

Eduardo es autor de los largometrajes Tres tristes trópicos y La hora texaco, su opera prima. Y pronto presentará al público Alias Bambi C-4, una película, también producida por La Villa del Cine, en la que se verá a un personaje interpretar a Posada Carriles.