domingo, 20 de noviembre de 2016

El reto de las cinco salidas


Año 2009

Este invento surgió de una noche de vinos y cervezas con mis amigos. Estábamos a inicio del año 2009. El reto era salir cinco veces con una persona aunque en el proceso nos provocara tirar la toalla.

1
¿Por qué nos propusimos esto? Éramos unos veinteañeros, solteros, atractivos, económicamente independientes, pero no lográbamos establecer una relación de pareja duradera.

¿La verdad? Nos estábamos autosaboteando.

2
En la primera cita buscábamos cualquier excusa para no volver a salir con esa persona. "Llegó tarde o llegó muy temprano; habló durante toda la cita o no dijo nada; ordenó por mí (es un controlador) o me pidió que yo ordenara por él (no tiene personalidad); solo quiere sexo o solo quiere una relación estable; es arrogante o inseguro; es muy desenfadado o muy tieso; estudia tal carrera o no estudia nada".

En fin, siempre había una excusa para no ir a la segunda salida con esa persona.


3
Luego de varios meses de fracasos románticos, acordamos poner a prueba nuestra tolerancia a las "citas promedio".

El reto era salir cinco veces con alguien que te gustara, pero si en el proceso dejaba de gustarte, le dábamos el beneficio de la duda y completábamos las cinco citas.

Podías tener sexo en cualquiera de las salidas. Nuestro problema no era el sexo. Tirábamos con frecuencia. El desafío era establecer un vínculo estable con otra persona.


4
Luego de varios meses, casi todos teníamos algún avance del reto de las cinco salidas.

Si quieres saber cómo me fue en ese reto, haz click acá
Si quieres saber cómo les fue a mis amigas y amigos, haz click acá

PD: Si te animas a hacer el reto, cuéntame cómo te fue y acá lo reseño.