domingo, 18 de diciembre de 2016

Las cinco salidas de mis amigas y amigos


Finales del 2009

Debido a la (falsa) timidez de mis amigas y amigos, para contar los avances del “Reto de las cinco salidas”, me veo en la obligación de hacer una breve actualización de cómo avanza la movida en el grupo.

Mi pequeña flor de lotto se animó con un ex compañero de trabajo. Él le pidió su teléfono hace tiempo y desde hace unas semanas comenzaron a salir. La primera cita duró más de 5 horas. Fueron al cine, después a comer, luego a la casa del carajo y, por último, a una fiesta de unos panas del tipo. Moraleja. Cinco horas que no se hubieran dado si mi flor lo hubiese rebotado de entrada. Hasta la fecha, la amiga ya cumplió sus cinco salidas y doy fe que se ha divertido un mundo.



La negra, como le suele ocurrir, está viviendo una telenovela. Es el precio de ser la protagonista jajajaja. Un francés la vio en la calle una mañana y la siguió hasta su trabajo. Cuando ella iba a almorzar a la 1 de la tarde, el francés seguía esperándola en la salida del trabajo. ¿Creepy, verdad? Pero la cosa se convirtió en un cuento de hadas. Si hubiera sido por ella, lo hubiese rebotado de una, pero gracias al reto de las cinco salidas (y a la medicina sistémica) van a cumplir un mes saliendo y mi amiga, la negra, se encuentra por las nubes. Lo certifico.

La catira comenzó tarde, pero afortunadamente se animó. Escogió al Vin Disel de su gimnasio. El tipo le estaba echando los perros desde hace meses y ella dura. En la semana de su cumpleaños, la catira se vistió para matar y ese mandado ya está pedido. Es cuestión de tiempo.

Quien escribe, pos ya saben lo de mis cinco salidas, que no cambiaría por nada. Muy ricas, bien sabrosas. Me di permiso y pasé unas semanas de ensueño. Me quedó un buen sabor en los labios.

 

Y el último que se acaba de anotar es mi refistolero bello. Hoy me escribió diciéndome que se había dado los besos con un carajo, cosa rarísima en él, apodado la rotenmayer no de gratis. Yo jurando que era un beso imaginario no le paré mucha bola, pero resulta que efectivamente la persona existe y el jamón se dio. Mi amigo se animó a cumplir sus cinco salidas, darle el beneficio de la duda. Si no fuera por eso, ya él lo hubiera sacado del messenger. Así es mi amigo.


José… nanay nanay… adicto al trabajo y en fase de negación. Toy jodiendo, amigo, no se arreche.

No tengo noticias de Pancho, Lhel, Junior y Ricardo. Aunque Ricky tenía unos nick medio sospechosos en su fb.

Anímense. Son solo 5 salidas con una persona. Denle el beneficio de la duda y relájense, al menos en estas citas. Se van a divertir.
***


PD: ¿Qué nos dejó el reto de las cinco salidas?

Flor de lotto salió un rato más con el antiguo compañero de trabajo. ¿Por qué no siguieron? El carajo no lograba mantener las erecciones. Ling y yo asumimos que se trataba de la marihuana. Diariamente el carajo fumaba muchísima marihuana. No exagero. Eran al menos cinco tabacos diarios. CINCO. El exceso de marihuana tumba la paloma, mi amiga Ling lo certifica.

El Rotenmayer se hizo amigo de su besador. Por años me sacó en cara que se había dado los besos con este muchacho. La Roten entendió que el reto consistía en salir cinco veces con alguien que no te gustara. El problema de la gente que no lee bien. Comprensión lectora básica.

La catira no pudo pasar de la segunda cita. Él tipo era un cabeza hueca. ¿Qué puedes esperar del Vin Disiel de tu gimnasio?



Yo no pude seguir saliendo con Andrés. Me dio miedo involucrarme y pegué la carrera. Emotional issues, diría mi amigo Lhel.

Anita leyó lo del reto y se animó. Comenzó a salir con una chica y la última vez que la vi, llevaban más de 3 años juntas.

La negra vivió una telenovela. Se enamoró del francés. A los dos años se casaron, y ahora tienen un bebé hermoso que habla español y francés.

¿Y tú qué piensas? ¿valió la pena?