martes, 26 de julio de 2016

Las hemorroides y el sexo anal: Preguntas y respuestas frecuentes


Esta nota la vi por tuiter y me pareció interesante. Está publicada en la página de Confirmado. Ayuda a derribar varios mitos sobre el sexo anal y las hemorroides. A continuación el texto:
***

Hay ciertos temas que, aunque sean lo más normal del mundo, nos cuesta tratarlos en las consultas médicas o en cualquier otro ámbito. No son temas comunes de conversación, son temas tabú

¿Que son las hemorroides o várices hemorroidales?
Las hemorroides son venas hinchadas y dolorosas en la porción baja del recto o del ano.

Causas
Las hemorroides son muy comunes, especialmente durante el embarazo y después del parto. Éstas resultan del aumento de la presión en las venas del ano. Dicha presión provoca que las venas se hinchen, haciendo que duelan, particularmente cuando usted está sentada o sentado.

La causa más común es el esfuerzo durante la defecación.

Las hemorroides pueden ser causadas por:
+ Esfuerzo durante las deposiciones.
+ Estreñimiento.
+ Sentarse durante períodos de tiempo prolongados.
+ Infecciones anales.
+ Ciertas enfermedades, como la cirrosis hepática.

Las hemorroides pueden estar dentro o por fuera del cuerpo:
+ Las hemorroides internas se presentan justo dentro del ano, donde comienza el recto.
+ Las hemorroides externas ocurren en el orificio anal y pueden colgar por fuera del ano.

¿El sexo anal provoca hemorroides?
La repuesta es no, el sexo anal no las provoca, otra cosa es que haya gente que tenga hemorroides internas y ni siquiera sea consciente de ello, y al practicar sexo anal produzca irritación en las hemorroides y sean a partir de ahí conscientes de ellas.

¿Y es bueno tener sexo anal con hemorroides?
Se puede tener. No hay ninguna contraindicación. Donde sí recomendamos a los pacientes que se atiendan y eviten tener sexo anal es cuando tienen una fisura que puede provocarse por traumatismo, por la propia penetración o por estreñimiento severo.

¿Tiene cura?
Sí, y luego del tratamiento el paciente puede tener sexo anal normalmente.

¿Importancia del preservativo?
Mucha, ya que, aparte de las diversas bacterias que existen en la materia fecal (y de estas no nos libramos nadie), las hemorroides sangrantes internas pueden no provocar dolor, y si se da este caso la posibilidad de enfermedades de transmisión sexual aumentan considerablemente.

En caso de hemorroides sangrantes externas lo mismo, aunque dudo que alguien tenga ganas de llevar a cabo esta practica sexual en dicho caso.


¿Y las fisuras anales?
El sexo anal, si no se tiene un poco de cuidado o no se lubrica bien la zona, si que puede provocar fisuras anales, que son un pequeño desgarro en el tejido que recubre la parte inferior del recto.

Una fisura anal puede causar sangrado y deposiciones dolorosas, por lo cual hay gente que las confunde con las hemorroides, lo cual ayuda a aumentar el mito de que el sexo anal provoca hemorroides.

¿Tener demasiado sexo anal provoca dilatación del esfínter o incontinencia?
No, para nada, curiosamente tengo la experiencia con pacientes homosexuales cuya actividad sexual es frecuente y su esfínter se encuentra bastante bien. Sería muy raro un caso de incontinencia.