jueves, 5 de mayo de 2016

Despecho II de Aracelis García

 
Mejor sería en estos días dormir
no levantarse de la cama
no levantarse nunca.
Carmelo Chillida

Llanto cerveza
no quieres estar sola        ni sobria
Llanto vodka
no quieres estar sola

Llanto tequila fondo blanco
pasar inadvertida entre la gente

Llanto orejas como lunas
me hago amiga de los perros y los gatos

Llanto Buchanan
descubro la noche



Llanto caballito frenao
el submundo misterioso

Llanto Gran Reserva
quiero sucumbir ante él

Llanto caña clara en vómitos nocturnos
ya nada es importante     no hay belleza


Llanto anís     errado para el despecho
dulzón como el recuerdo
amanezco en plazas cobijada por el viento
un rocío me despierta
a los borrachos de amor
dicen que nos protege Dios
tengo miedo      estoy indefensa

Hoy viene a ser el tercer mes de mi despecho
de día duermo      el sol me da confianza
de noche hombres y mujeres alegres me acompañan
me piden les escriba un poema a sus amores efímeros
me llevan a sus casas
me encierran con llave
me quieren salvar

Llanto café de Rajatabla
todos ya me conocen
me ofrecen tragos
quieren verme bailar sobre las mesas
he preparado un show especial
algo ligero me dieron a beber
me muevo al ritmo de Tabaco Rock
prescindo de mis ropas
quiero ser un animal de máscaras

Llanto cayendo sobre aquellos que me observan
que nadie se haga ilusiones para media noche
que miren que estoy seca
que me he cocido.

*****

Este poema forma parte del libro “Pretextos y otros males” de Aracelis García. Ella es una poetiza y fotógrafa venezolana. En la contratapa del libro dice que Aracelis se unió a los poetas de Carapita, en el oeste de la capital. Ellas y ellos consolidaron el grupo Sendero Literario, que luego se llamó Movimiento Artístico la Esquina del Callejón.

Lo que me fascinó de la poesía de Aracelis es su frescura, su franqueza. Usa un lenguaje directo para describir la ciudad, el amor, el guayabo, la tristeza.

Si ves este poemario en la librería, cómpralo. Te darás un banquete.
Si quieres leer otros poemas de ella, acá algunos que he publicado en la Bitácora Sexodiversa.

Este poemario es de la editorial pública venezolana El Perro y la Rana y forma parte de la colección Cada día un libro.