sábado, 7 de mayo de 2016

Breath and Sound de Tom Goss y Matt Albert


El arte tiene la capacidad de decir mucho con poco, de tocarnos un fibra interna y colocarnos delante de un espejo por unos minutos. Esta pieza logra eso.

La canción se llama Breath and Sound, es del artista abiertamente gay Tom Goss y forma parte de su album “Wait”.

El video muestra a tres parejas de bailarines: una hetero, una gay y una lésbica. Con una puesta en escena mínima, el director Michael Serrato retrató la eterna danza del amor.



El mensaje es claro: "No matter the dancers, the dance is always the same. Love is love". Sin importar los bailarines, la danza es siempre la misma. El amor es amor.

¿Cómo surgió la idea?
Tom Goss entrevistado por el Huffington Post dice: "He soñado con este video por años. Tan pronto como grabamos la canción, supe que quería filmar un video con una pieza de danza contemporánea. Soy un apasionado de este movimiento y mucho más si se da como parte de los proyectos colaborativos. Hace seis meses, le estaba explicando mi idea al director Michael Serrato. Le contaba sobre mi gran, compleja, hermosa, pero definitivamente impecable idea. Él se emocionó conmigo y se sumó a este proyecto artístico. Sus aportes resolvieron los problemas que yo tenía sobre la historia y quedó claro que el resultado fue fruto del trabajo en conjunto".

"Quería que la gente heterosexual se sintiera atraída con una historia familiar, una con la que pudieran identificarse. Una vez allí, quería mostrales que esta misma historia se vive en la comunidad LGBT. Como hombre gay, no quiero un privilegio especial. Solo quiero amar, sin miedo, plena y apasionadamente".


Manos a la obra
Con la idea clara, buscaron al bailarín Andrew Pirozzi. Él armó la coreografía y buscó a los bailarines que aparecen en la foto de arriba. De izquierda a derecha, son Dominic Chaiduang, Dominique Kelley, Brittany O’Connor, Lyenna Brown, Stacey Pirozzi y, por último, Andrew Pirozzi.

"Si lo piensas bien, todas las relaciones son realmente como una especie de baile, de danza -agrega Tom Goss-. Queremos estar cerca de alguien, pero nos asustamos si lo dejamos acercarse demasiado. Nos acercamos y nos empujamos. Escogimos la danza para ilustrar esta experiencia. Este sentimiento no es exclusivo de un tipo específico de relaciones; no diferencia de género u orientación sexual. La danza de la atracción y el amor es universal. El baile es el mismo, más allá de los bailarines".

En la canción, Tom Goss contó con la colaboración del cantautor, también gay, Matt Albert. El financiamiento del video lo hicieron a través de la página Kickstarter. Al final del video están todos los que pusieron su grano de arena. El video se estrenó en agosto del 2015.

Si quieres leer más sobre esta obra, acá tres enlaces
Washington Blade / Out / NewNowNext