jueves, 5 de diciembre de 2013

Entérate del fallo judicial racista y xenófobo del máximo tribunal de República Dominicana


1

Este caso ha ocupado mi mente en los últimos meses. La Corte Constitucional de República Dominicana le borró de un plumazo la nacionalidad a más de 300 mil dominicanas y dominicanos. ¿Saben cuál fue su delito? Tener padres o abuelos de descendencia hatiana sin documentos de identidad.

Ya el fallo es gravísimo, pero la Corte fue mucho más allá y quiere aplicar la medida con carácter retroactivo, escucha esto, DESDE 1929 EN ADELANTE.

Son unos hijos de la gran puta los que tomaron esa decisión, y unos racistas, xenófobos los que se atreven a defenderla. Han manchado el nombre de República Dominicana en el resto de América Latina y el mundo.

2
Durante varias semanas, en latinoamérica sólo se escucharon voces de condena a la sentencia, pero luego del silencio inicial, los sectores de la extrema derecha dominicana han salido a defender lo indefendible. No dudo en calificarlos de filofascistas.

3
¿Y cómo suelen actuar los seguidores de la extrema derecha? Con violencia y amenazas. En Santo Domingo hicieron una marcha donde llamaban traidores de la patria y pedían la muerte a los que condenaban la sentencia racista y xenófoba.

Después sacaron un folleto con los nombres y fotos de los voceros de organizaciones de DDHH que rechazan la sentencia. Lo mismo hacían en la Alemania nazi.

Estos fascistas han lanzado varios ataques contra los haitianos que viven en suelo dominicano. Van en hordas, les destrozan las casas, les queman sus enseres. Igualito a Hitler con los judíos en la Alemania nazi. Hasta la fecha no se ha conocido de muertos, pero es sólo cuestión de tiempo.

4
¿Lo último que hicieron? Reunieron libros del Premio Nobel Mario Vargas Llosa y los quemaron públicamente en la capital. ¿Saben por qué? Porque Vargas Llosa criticó el fallo judicial xenófobo.

Imagínalo. Si el facho de Vargas Llosa sale a condenarte es porque realmente te pasaste de la raya. De nada le valió al Premio Nobel ser un vocero de la derecha neoliberal internacional, igual quemaron sus libros, públicamente, como hacían los nazis.

5
¿Quiénes promueven esta campaña de odio contra los descendientes de haitianos en República Dominicana? Sectores filofascistas del actual partido de gobierno de Danilo Medina, unos pocos empresarios y lo más importante, la alta jerarquía de la iglesia católica dominicana.

El Papa Francisco debería conocer el caso del arzobispo de Santo Domingo y su contribución a esta campaña racista y xenófoba contra los descendientes de haitianos.

Sobre la joyilla del arzobispo escribí esto.

6
¿De dónde viene este sentimiento antihaitiano?
Ese es uno de los legados de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en República Dominicana. Él era un mulato con el pelo ensortijado, pero se mandaba alisar el pelo y se aclaraba el color de la piel. Sentía vergüenza de su herencia negra. Endoracismo del puro.

Durante los 31 años de dictadura, más los 12 años siguientes de Balaguer, su sucesor, ellos promovieron que la identidad dominicana se basaba en NO SER HAITIANO. Para ellos, ser dominicano iba acompañado de un sentimiento antihaitiano.

7
Esta idea cuajó en los sectores poderosos de la clase política, empresarial y la alta jerarquía católica, pero en el resto de la sociedad, incluso en los creyentes católicos de base, lo que existe es un sentimiento de solidaridad y hermandad con el pueblo haitiano.

Viven en la misma isla, comparten el mismo espacio, tienen familiares en común. Trujillo intentó separar a dos pueblos que en el fondo son el mismo.

8
Los que hoy defienden el fallo racista son los que siguen beneficiándose del estado y los negocios que dejó el tirano Rafael Leonidas Trujillo. Toda mi condena para ellos y ellas.

Vergüenza debería darles. Un pueblo mestizo del Caribe queriendo diferenciarse de sus hermanos porque "ellos son más oscuros que nosotrxs". Vergüenza. Vergüenza. Vergüenza.