sábado, 7 de diciembre de 2013

Belice y Trinidad y Tobago al banquillo de los acusados en la Corte del Caribe ¿La causa? Homofobia


Maurice Tomlinson, en la foto de arriba, es un guerrero. Este activista LGBT jamaiquino demandó a dos naciones latinocaribeñas por violar los acuerdos migratorios del Caricom. Les hablo de Belice ubicada en centroamérica y Trinidad y Tobago en el límite oriental del mar Caribe.

Resulta que la Comunidad del Caribe permite la libre circulación de personas entre sus 15 naciones miembros. Les hablo del Tratado Revisado de Chaguaramas.

A pesar de ese tratado, las leyes migratorias de Belice y Trinidad y Tobago prohiben el ingreso a sus países de personas abiertamente gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros.
 
Maurice Tomlinson se percató de esta violación a los acuerdos internos del Caricom y acudió al Tribunal de Justicia del Caribe. Él presentó la demanda entre mayo y julio de 2013.

Desde acá le deseo el mayor de los éxitos a Maurice en este proceso judicial. Todo mi apoyo en la difusión y el alcance de su caso.