jueves, 14 de noviembre de 2013

"Ponlo en mi culo" le dicen a Putin

Las maricas del mundo siguen usando su creatividad para responderle al homófobo de Vladimir Putin.

En esta oportunidad, con un juego de palabras te presentan el plug de las nalgas. "Ponlo en mi culo" Putin my ass.

Como diría el tío de Peter Parker, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Los sexodiversos están usando el poder a su alcance para atacar al promotor de las leyes homofóbicas en suelo ruso.

"Muéstrales tus nalgas al hombre detrás de la legislación antigay en Rusia" dice el afiche de arriba.

Sigo sin entender mucho esa manera de protestar en el mundo anglosajón. En Venezuela mostrar las nalgas puede ser sinónimo de homosexualidad. Las nalgas son sagradas. Algunxs abuelxs o padres incluso le dicen a los niños "No se deje tocar las nalgas por nadie". Es casi como si las nalgas fuesen el refugio de la masculinidad/virilidad. El que se las deje tocar, pierde su hombría.

Al parecer en otros países, mostrarte las nalgas es una manera de insultarte.
Más allá de eso, ya sabes. Tienes este nuevo consolador con la cara Putin, si quieres ofenderlo o sólo conseguir un rato placentero para ti, puedes usarlo. Nadie saldrá perdiendo.