sábado, 23 de noviembre de 2013

"¿Me dijiste maricón? Te demando por discriminación"

En marzo de 2013 la Corte Suprema de Justicia de México dictaminó que las palabras "joto", "tortillera", "puñal", "puto", "maricón" o "camionera" son discriminatorias y, en consecuencia, no están protegidas por el derecho a la libertad de expresión. La corte advierte que quienes las usen en medios de comunicación pueden ser llevados a juicios, castigados y obligados a pagar fuertes indemnizaciones por daño moral a los afectados.