sábado, 23 de noviembre de 2013

Los homosexuales y lesbianas somos discapacitados, para profesor universitario en México

 
Esta noticia nos la envió nuestro compañero Francisco Galindo por su tuiter @starling7299. Resulta que un profesor de la Universidad de Juárez, en México, se refirió a los homosexuales como "individuos con capacidades diferentes". Entiéndase, esa es una manera elegante de decir personas con discapacidad. En dos platos, para este "académico" las maricos somos una parranda de discapacitados.

Se trata de Sergio Arturo Martínez García, médico y profesor de esa casa de estudio. Él hizo estas declaraciones durante una conferencia con alumnos de la Facultad de Medicina y Nutrición de esa universidad.

Por si fuera poco, este cavernícola forma parte del Sistema Nacional de Investigadores, avalado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México.

El trucutú "universitario" hizo estos comentarios el 11 de octubre de 2013. Lamentablemente para él, uno de sus alumnos lo grabó y lo divulgó por YouTube.



¿Qué dijo exactamente Sergio Arturo Martínez García? Les transcribo estos párrafos de la nota de Luis Lozano publicada en el portal Proceso.

"De acuerdo con la información inscrita al pie del video, la declaración se da en el marco de una conferencia acerca del VIH/SIDA. En ella explica que existen ilícitos que se cometen con la única razón de obtener drogas.

Enseguida, se refiere sarcásticamente a la prostitución como un problema que difícilmente se controlará. “El oficio más antiguo del mundo tampoco lo vamos a controlar saliendo nosotros a decirle a estas señoras o a estar personas, oiga, no, ya no lo haga; váyase a dormir. No es la actitud mesiánica del médico la que va a terminar con esto”, dice.

Luego aparece en su presentación una imagen en la que dos hombres se besan entre sí. “Probablemente esta fotografía dramática nos cauce un poco de prurito porque es increíble cómo, a pesar de cómo están las cosas (…), todavía el Supremo Tribunal de Justicia haya aprobado que estos individuos homosexuales con capacidades diferentes puedan casarse”, recrimina.

Yo me pregunto si los jueces que están allá arriba, ¿no tendrán hijos? Imagínense… y ahora hasta pueden adoptar. Ya de por sí un niño tuvo la mala suerte de perder a sus padres y ahora que le permiten que le adopten esas personas… si se les puede denominar personas”, prosigue.
Explica, además, que alguna vez le preguntaron si es homofóbico. Y aunque dice ser partidario de las relaciones interpersonales, reconoce no admitir una relación entre personas del mismo sexo. “La tuerca y el tornillo se hicieron precisamente para ser contrarios”, explica.

Y luego pide a los estudiantes que transmitan a sus conocidos lo que es el sida y cómo se transmite".

Como suele ocurrir en estos casos, se armó el peo en las redes sociales. Ya lo denunciaron ante la Comisión Nacional contra la Discriminación de México.

Yo no sé si la famosa comisión sirva para algo. He reseñado otros casos de homofobia en México y la comisión no hace nada efectivo. No sanciona, no multa, no condena. Apenas unas declaraciones babosas en la prensa de que harán recomendaciones a los "homofóbicos" y más nada. ¿Quien integra esa famosa comisión? Misterios de la ciencia.

Conoce más detalles de este caso leyendo la nota de Luis Lozano de Proceso