viernes, 11 de octubre de 2013

Las putas insistimos que los políticos no son hijos nuestros

¿No te quedó claro? Las putas insistimos que los políticos no son hijos nuestros. Esto calza al dedo en aquellos países que atraviezan una profunda crisis del sistema político. Pienso en España, Grecia, Portugal, Italia, Francia, México, Perú, Panamá.

Hace más de una década, casi todos los países de América Latina atravezaban esa crisis del sistema democrático. Con el giro a la izquierda en el continente, muchos países han superado esa crisis y ahora se ha recuperado la dignidad del trabajo político y se ha vuelta a percibir como un servicio público.

Acá peco de optimista, más temprano que tarde, ustedes, los ciudadanos y ciudadanas de esos países, sacarán del poder a esa clase política desprestigiada y una nueva generación de líderes ocuparán esos puestos. Éxito en esa batalla.