domingo, 13 de octubre de 2013

Feminidad y masculinidad, dos polos de adoctrinamiento masivo

Más peligrosos que las armas de destrucción masiva, son estos dos conceptos. Pensar que hay cosas que nos prohíben hacer o sentir porque "se supone" que eso es solo para mujeres... y viceversa.

Llorar en público, hacer jardinería, cocinar, jugar con muñecas, hacer ballet, pintar, maquillarse, ponerse pulseras, usar faldas, abrazarnos.

Y las mujeres también tienen su lista de "prohibidos". Practicar algún deporte físico, correr, monearse en los árboles, tomar la iniciativa en materia romática, querer sexo sin compromisos, pagar a la mitad una cuenta, seguir una carrera profesional en lugar de cuidar la casa, la soltería, establecer una relación sexual abierta, no querer tener hijos.

Estos dos conceptos, feminidad y masculinidad deberíamos colocarles una bomba cultural y detonarlos.

¿Quieres formar parte de este comando terrorista contracultural? Acá algunas ideas.

Si eres hombre, maquíllate, usa faldas, atrévete a expresar tus emociones en público, abraza a tus amigxs, compra ropa rosada, regala muñecas a tus hijos/sobrinos, y camiones a tus hijas/sobrinas.

Si eres mujer, toma la iniciativa en el plano amoroso, paga la cuenta a la mitad, enséñale a tus hijos/sobrinos a cocinar y jardinería, atrévete a tener sexo sin compromiso (puede resultar liberador), no permitas que te abran la puerta del carro, ábresela tú a él.

Hay tantas cosas que podemos hacer. Únete a este comando contracultural. ;)