domingo, 22 de septiembre de 2013

Mi hijo no está roto

¿No es hermoso este papá? En su cartel dice: "Yo arreglo máquinas todo el día, pero no puedo arreglar a mi hijo gay (...) porque él no está roto"

Hermoso. No hace falta tener títulos ni estudios universitarios para ser comprensivos y tolerantes. Lo que hace falta es compasión, empatía y capacidad de ponerse en los zapatos del otro. Este papá es un ejemplo para el resto del mundo y por eso comparto su mensaje.