martes, 24 de septiembre de 2013

¿Condones por correo para adolescentes tímidos? Deberíamos copiar esa idea

 
Nunca compré condones cuando era adolescente. Durante un par de años tuve sexo con un muchacho de mi edad, pero no usábamos preservativos. Tuvimos suerte. Ninguno se infectó de VIH.

Pasaron varios años para que perdiera la pena de pedirlos en una farmacia. Me imagino que eso le debe pasar a muchos adolescentes. Sólo miremos las cifras, Venezuela está entre los primeros países del mundo en embarazo adolescentes. El dato ruboriza a muy pocos. ¿Cuántos casos nuevos de VIH o de otras infecciones de transmisión sexual entre jóvenes se esconden en los informes oficiales?

Además de la pena, en Venezuela muchos chamos y chamas prefieren no gastar en el preservativo porque son carísimos. Ridículamente caros si entendemos que se hacen de latex, que somos productores de petróleo y que se usa muy poca materia prima para hacer un preservativo.

 

En EEUU hay una iniciativa que pudiéramos replicar en nuestras tierras. El Consejo de Salud de Los Ángeles lanzó un programa destinado a enviar condones gratis a adolescentes que les dé pena comprarlos en una farmacia. Forma parte del programa para jóvenes del Consejo de Salud Familiar de California. Los pides por internet y te llegan 10 unidades gratis a la puerta de tu casa en un sobre discreto. Van acompañados de lubricante y material informativo sobre su uso correcto. Los puedes pedir cada 30 días, luego de registrarte en la página web.

Susy Chávez, coordinadora de este programa del Consejo de Salud Familiar de California, dijo a la BBC: "No todos los chicos de 12 años participan en actividades sexuales y esto no es para incentivarlos, pero queremos que aquellos que deciden ser sexualmente activos tengan su protección. A muchos les gustaría ignorar que la actividad sexual adolescente siquiera existe, pero allí están las estadísticas".

En los últimos años las autoridades californianas detectaron un rebrote de las infecciones de sífilis (18%) clamidia (5%) y gonorrea (2%). Escuchen esto, 42.500 nuevos casos de clamidia entre jóvenes de 15 a 19 años... solo en el 2011. Y si hablamos de gonorrea, el reporte confirma casi 5 mil nuevos casos en el mismo tiempo. Para frenar estas infecciones, los preservativos por correo han sido de gran ayuda.

Algunas organizaciones de padres ha protestado este programa, pero en California los adolescentes desde los 12 años pueden pedir información sobre su salud sexual y reproductiva sin necesidad de contar con el consentimiento de los padres. En Venezuela la Ley de Protección del Niño, Niña y Adolescente establece los mismo pero desde los 15 años (artículo 50).

En Venezuela habría que atacar varios problemas. Primero los costos que son ridículamente caros. Luego el estado lleva varios años que no compra preservativos. Algún día el Ministerio de Salud entenderá que sale más barato regalar condones que tener que pagar los antirretrovirales para las personas con VIH. Por último, si los condones los mandan por Ipostel llegarían casi al final del embarazo. ¿Te imaginas? “Esto le tenía que haber llegado hace 8 meses. Disculpe el retraso”.

El Ministro de la Juventud Héctor Rodríguez anunció la creación de una fábrica de condones en Venezuela. Ojalá eso comience a funcionar pronto, porque las cifras de embarazos y nuevos casos de VIH son alarmantes.

Si quieres leer más sobre esta idea de condones por correo para adolescentes tímidos, lee esta nota de la BBC