domingo, 23 de agosto de 2015

Patas sucias de Karina Farek


Todos tenemos secretos. Algunos los escondemos en el armario, otros en el ático o el sótano, dependiendo de nuestras viviendas y del tamaño de nuestros secretos.

"Patas sucias" (Dirty Paws, 2015) es un cortometraje animado que habla sobre eso, los secretos. Lo hace de una manera muy fresca y divertida.


Aldo y Skelly son una pareja gay y viven juntos. Una vez al mes ellos deben esconder algo. Este es el punto de partida para este corto.


De "Patas sucias" me encantó la historia, el trazo sencillo de las ilustraciones y el buen sonido. La música tiene algo de vintage. Por momentos sentí que estaba viendo Hechizada o Mi Bella Genio. Pulgares arriba.



Las animaciones de "Patas sucias" son como bocetos. Tiene algunos detalles tipo animé como los ojos y el rostro de los personajes. Los colores son planos. Los movimientos no intentan ser realistas. Es un storyboard, animado, con más planos y muy bien musicalizado. Todo eso basado en una buena anécdota.

Si alguna vez yo pudiera contar historias, me gustaría narrarlas en imágenes como éstas. Espero que disfrutes de "Patas sucias".

La responsable es Karina Farek y contó con el apoyo de Brian Perry en el diseño de sonido, Wallace Stelzer en la música y The School of Visual Arts y la Dusty Awards Animation Fundation.