sábado, 24 de agosto de 2013

La violencia homofóbica no le gusta verse en el espejo

Antes de leer esta nota, ve el video de arriba. Se hizo famoso en el mundo. Se llama "College boy" es del albúm Black City Parade de Indochine. El video lo dirigió el canadiense Xavier Dolan. Allí se denuncia la violencia que sufren los adolescentes que son homosexuales en sus escuelas.

Si no lo has visto, no vas a entender por qué fue tan polémico. Antes de seguir leyendo, haz click y velo.

El Consejo Superior Audiovisual de Francia evalúa si el videoclip puede ser transmitido en la televisión pública y si puede ser visto por personas menores de 18 años.

Esto es una gran hipocresía y el director de la pieza lo ha denunciado. "¿Por qué prohibir el videoclip si hay cientos de videoclips en cualquier canal de televisión con chicas vertiéndose vodka entre los pechos, cubiertas de aceites, tratadas como putas por los cantantes. Si comparamos la violencia destilada por las manifestaciones [contra el matrimonio entre personas del mismo sexo en Francia] con la de mi videoclip, mi videoclip es un cuento para niños".

Me queda la duda de porqué en Francia se ha desatado esta ola de intolerancia y homofobia tan virulenta y visceral. La excusa ha sido el debate y aprobación del matrimonio igualitario, pero habría que revisar las causas de fondo. ¿Hay sectores franceses que comulgan abiertamente con el nazismo y el fascismo? ¿Hay medios de comunicación galos que respaldan los puntos de vista racistas y xenófobos? El caso francés es digno de estudio. Si lees algo sobre este tema, déjame el link en un comentario abajo, que quiero leer sobre este rebrote de la ultraderecha.
Lo que muestra el video no solo tiene sentido en Francia. En muchos países de América Latina y el Caribe donde la homosexualidad ya no es delito, los chamos y chamas deben lidiar con este tipo de violencia. No hablemos de las naciones caribeñas donde sigue siendo delito ser gay, lesbianas o trans.

Muchos prefieren hacer como en el video y permanecer con los ojos cerrados. Docentes, padres, compañeros de clase, eligen no ver la violencia sistemática que deben enfrentar las y los jóvenes LGBTI.

Si quieres romper con el silencio y hablar sobre homofobia en las aulas de clase, este video puede servirte de punto de partida.

Una aproximación menos fuerte y más pedagógica es el video que hicieron nuestros compañeros de Ovejas Negras.