jueves, 6 de junio de 2013

Postales


Acá les dejo algunos relatos/poemas que escribí hace tiempo. Cada postal es una historia con un chico diferente

Postal 01
Me desperté y te vi,
dormido a mi lado
sereno, tranquilo, bello
el ventilador estaba prendido,
así que debí haber roncado
te besé suavemente evitando despertarte
y me volví a acostar.


El beso
Tu beso voló y esquivó el desorden de mi cuarto
evadió sábanas rebeldes
jugó entre los gatos que dormían a mis pies
subió y casi chocó con la hilera de libros
de mi mesita de noche
convenció a mi almohada guardiana
y me despertó.


Postal 08
Despierto y no estás en la cama. Se oyen ruidos en la cocina.
Debes estar preparando desayuno… o almuerzo.
No fue buena idea ir a bailar ayer, pero me hacía falta.

Hoy dormiré mucho, como los últimos fines de semana.
A veces me da pena, vengo a tu casa sólo a dormir aunque a ti no parece disgustarte.
Comemos, hablamos, jugamos, hacemos el amor y después… yo sigo durmiendo, profundo, rendido, roncando. Es tan rico dormir. Me hace tanta falta descansar y a ti no parece molestarte que duerma tanto.
Me baño, me visto y me despido. Me dices que me quede, un día más. Me apena, tú insistes. Mañana es domingo. Yo cedo.

Me desplomo en la cama. Sigo durmiendo. Necesito descansar. Te acuestas a mi lado, te beso, me besas y me acompañas en mi sueño. Abro los ojos y ya el día se ha ido. La ciudad entra por la ventana. Me besas, nos besamos, hacemos el amor, respiro, te huelo. Que rico tu suave olor a nicotina.

Sacamos a pasear al perro, hablamos, cuánto tiempo ha pasado, cuán solo estamos.

Subimos y sigo durmiendo, me acompañas resignado.
Todavía no entiendo por qué insistes en invitarme si sabes que duermo tanto.


Postal 09
Caobo
párpados cerrados y viene
aceras rotas, yo aprendiendo a manejar, la universidad
tu sonrisa, tu barba, tu mirada de cachorro
tus ojeras, las colas en común,
nuestras periferias
atrevernos a soñar de a poquito
un granito a la vez
…y vacúnate
un me gustas, tú también
flaco, peluo, cachorro, oso
cierro los ojos y
…todo eso viene con el olor del caobo.


Postal 32
Sólo era un regalo de cumpleaños
no sé qué pasó
pero esa noche, necesitaba decirlo.
Comenzó la película y nos arropamos,
apagaste la luz y cerraste la puerta
tu mamá, tu familia estaba afuera
durmiendo
y a pesar de eso, nos arropamos
suave, primero suave,
te abracé, me acerqué
te besé, me oliste, pusiste mi mano en tu boca
intentamos no hacer ruido
te abracé más fuerte
aunque no debíamos

Te mordí la oreja, me lamiste,
agarraste mi nalga y me acercaste más a ti, sin pudor
sin hacer ruido, tus nalgas, mi sudor
y el calor
en la barriga aumentaba
como una pequeña brasa
en mi estómago

era suave, sin ruido,
y te hablaba al oído
sudabas y te lamía

lo sentí
te abracé fuerte
susurré
y me deshice dentro ti,
detrás de ti
a tu lado.

Estuvimos así largo rato
Yo quería decirte algo
Te volteaste
y lo preguntaste
te abracé y asentí
me estaba enamorando