martes, 25 de junio de 2013

Lo bueno, lo malo y lo feo... de los preparativos de la(s) marcha(s) de Caracas


Lo bueno
Al mejor estilo de una historia capitalista, se demostró que no hay nada mejor que el libre mercado, las leyes de la oferta y la demanda para poner a trabajar a la gente. No es una sino dos marchas. Dos rutas con un mismo destino. Por primera vez en muchos años, lxs organizadorxs tradicionales han tenido que salir a promocionar intensamente la actividad por el peligro de que la gente se vaya al punto de encuentro del otro grupo. Volanteo, entrevistas en medios, visitas a las tascas y discotecas, redes sociales. Estoy seguro que este esfuerzo de promoción ayudará a convocar a más gente. Lamentablemente, lxs organizadorxs van divididxs y eso se notará en las dos concentraciones.

 
Lo malo
Aumenta el divorcio entre los grupos sexodiversos chavistas de Caracas. Los activistas de oposición deben estar gozando un puyero, comiendo cotufas y viendo cómo se echan cuchillo entre bolivarianxs. Yo lo decía hace un año y lo vuelvo a preguntar. ¿Cuántas transexuales asesinadas serán necesarias para que los grupos cierren filas? ¿Cuántos jóvenes gays deben ser quemados vivos? ¿Cuántas lesbianas deben ser tiroteadas? Tarde o temprano tendrán que cerrar filas, no porque quieran, sino por necesidad. Cuando eso ocurra ¿cuánta tiempo se habrá perdido? Lo de este año, sólo retrasa esta necesaria y obligada reconciliación.

 
Lo feo
El activista Leandro de la Alianza Sexogénero DIversa Revolucionaria se dio a la tarea de mentir públicamente sobre las concentraciones. Repitió hasta el cansancio que la marcha de Parque Miranda no se iba a hacer porque no estaba permisada y porque ese día coincidía con un maratón en el mismo lugar. El maratón es en la mañana y los permisos ya los mostraron lxs organizodrxs de esa actividad. Siguió repitiendo esa mentira a pesar de que lxs organizadorxs lo desmintieron.

Muy lamentable la actitud de Leandro. Quizás yo esté pecando de ingenuo, pero para mí, un revolucionario, un bolivariano, no miente. Un chavista de verdad lucha y pelea con la verdad. Si hay que mentir para ganar una batalla, yo no quiero una victoria así.

Yo en tus zapatos, Leandro, hubiera dicho: "Sabemos que ese día hay un maratón que pasa por el Parque Miranda. No sabemos si eso entorpecerá la partida de la otra marcha. Tampoco estamos seguros de si esa actividad ha sido permisada. Más allá de eso, esperamos que la actividad de lxs compañerxs de Parque Miranda salga bien y reiteramos la invitación a los que nos escuchan para reunirnos frente al CNE ese domingo desde bien temprano". Hubieras quedado como una persona honesta, no hubieras echado por tierra tu credibilidad y sobre todo hubieras evitado enlodarte haciendo política al mejor estilo de los adecos y copeyanos en la Cuarta República. Así no se hace revolución.