miércoles, 17 de octubre de 2012

Un beso es un beso, aunque los intolerantes lo quieran negar



Este provocador afiche del Colectivo Ovejas Negras invita a las personas sexodiversas de Uruguay a expresar su afectividad sin temores, porque la discriminación por orientación sexual e identidad de género es condenada por la ley.
Visita la página web del Colectivo Ovejas Negras
A pesar de la norma legal, todavía hay muchos lugares de este continente donde un beso entre dos hombres o dos mujeres puede ser motivo de expulsión de un local, un centro comercial o un llamado de atención por parte de los cuerpos policiales. Denunciemos la discriminación y visibilicemos nuestro afecto. Bésala/o porque al final, un beso sólo es un beso.

Esta campaña fue impulsada por el Colectivo Ovejas Negras y patrocinada por la Embajada del Reino Unido de los Países Bajos en Uruguay.