sábado, 7 de noviembre de 2015

Más allá del arcoiris


Cuando escuchaba a alguien decir que a los hombres gays adoran los musicales, pensaba que exageraban y que solo seguían un estereotipo de lo que significaba ser gay.

Eso pensaba hasta que vi por primera vez “El Mago de Oz”.


Apenas Judy Garland pronunció “Somewhere over the rainbow…” el mundo se detuvo y mi corazón se me puso chiquito.

Debe ser genético. Quizás el gen gay, el Xq28, reacciona a los musicales. Un reto a los genetistas del futuro.

:)


A veces me pregunto…
¿Será que existe ese lugar “más allá del arcoiris”? ¿Será que hay algún lugar donde los sueños se hacen realidad? ¿Dónde los problemas se disuelven? ¿Dónde podamos ser felices sin molestar a nadie? ¿Dónde no exista discriminación, ni intolerancia, ni odio? ¿Dónde podamos tomar a nuestra pareja de la mano o besarlo en la calle sin que la gente murmure o te vea con asco?

¿Será que ese lugar existe?

Ojala.