sábado, 9 de noviembre de 2013

Europa está preñada

1
España es un caldo de cultivo agitado y a punto de estallar. La gente ha tomado las calles y está peleando palmo a palmo contra una clase política entregada al capital financiero internacional.

Veo a Europa y recuerdo a América Latina en la década de los noventa. Algo me dice que más temprano que tarde, los pueblos de España, Grecia y Portugal impulsarán una revolución social y política en suelo europeo.


2
En 1989 ocurrió el Caracazo en Venezuela. Diez años después, la Revolución Bolivariana llegaba al poder y nuestro comandante eterno Hugo Chávez cambiaba la historia de la región dando un giro hacia la izquierda.

Una decada de privatizaciones logró parir al Kirchnerismo en Argentina. Bolivia tocó fondo con el gobierno de Sánchez de Lozada conocido como el gringo. Imagina tener un presidente latinoamericano que habla con acento estadounidense. Demasiado boleta. Ahora Bolivia tiene un presidente con acento, pero indígena.
3
Chile tocó fondo con Sebastián Piñera. Estamos a punto de ver qué sale de ese parto. Estaremos atentos a las próximas elecciones.

Sólo quedan Perú con Humala, Colombia con Santos, Paraguay con Cartes, México con Peña Nieto, Costa Rica con Chinchilla y Panamá con Martinelli. Cada día son menos. ¿Por qué será?
4
Europa está preñada. Solo hace falta ver las calles de Madrid, Roma, París, Dublín, Atenas y Londres pa’ darse cuenta que el cambio se viene. En este momento los futuros jefes y jefas de gobierno están formándose al calor de la resistencia ciudadana.
Allá luchan para sacarlos del poder. Acá luchamos para que no regresen. Ojalá pueda ver ese amanecer europeo, por supuesto, siempre desde este lado del charco. Todo nuestro apoyo a las personas que resisten, que luchan, que toman la calle, que desafían la censura de los medios, la represión policial. Más temprano que tarde, se cumplirá la promesa de Salvador Allende y vendrán mejores tiempos.