martes, 22 de octubre de 2013

Necesitamos más niñas y niños como Marcel Neergard

Me encantó esta historia. El chico de arriba se llama Marcel Neergard, tiene 11 años y ya su familia sabe que él es gay. Lo que no sabían sus padres, era que Marcel era víctima de un intenso acoso escolar por parte de sus compañeros de clases.

Un día los padres pasaron por la escuela y vieron cómo otro alumno lo golpeaba con la mochila. El papá de Marcel revela que el niño llegó a tener ideas suicidas por las constantes agresiones.

Los padres hablaron con él y decidieron retirarlo de la escuela. No iban a tolerar que la escuela no hiciera nada contra los agresores. Haría sexto grado en su casa.

A pesar de estar jojotico, Marcel ha contado con un ambiente amoroso en su familia. Esto le permitió asumir su orientación sexual con menos traumas. Sus padres lo apoyaron.

“Yo sufrí acoso escolar en quinto grado. Escribí mis sentimientos en un diario, y lo volví a leer un año después. Corregí la gramática y decidí publicarlo en Internet. Entonces me enteré de que el político local John Ragan había recibido este premio, mi madre me lo dijo y me preguntó si quería hacer algo al respecto. Le dije: “¡Por supuesto!”.

¿Quién es John Ragan?
Es un legislador homofóbico del Partido Republicano que promueve el proyecto de Ley de Protección en el Aula. Es el de la foto de arriba. De aprobarse, esta ley prohibiría que los maestros de Tennessee hablaran en las aulas de homosexualidad o "sexualidades no convencionales". Sería un tema vetado. Prohibiría incluso que un maestro ayude a los niños gay y lesbianas que sufran bullying homofóbico.

Afortunadamente el proyecto de ley no ha sido aprobado. Ahora está engavetado en el parlamento de esa entidad. Para muchos expertos, esta iniciativa atentaría contra la diversidad y fomentaría el acoso escolar.


¿Cómo es la vaina?
El cuento es que la organización StudentFirst le concedió a John Ragan el premio al legislador del año. Como lo oyes. "Legislador del año" a este cerdo homofóbico. Cuando Marcel se enteró, no se quedó de brazos cruzados y le pidió a StudentFirst que le retirara el galardón a este político.

Marcel comenzó una campaña de recolección de firmas en la plataforma de internet MoveOn.org y logró reunir más de 50 mil rúbricas. El esfuerzo valió la pena. Luego de evaluar el caso, StudentFirst, le quitó el galardón al político homofóbico

¿Cómo lo tomó Marcel?
"Estoy muy feliz de que StudentFirst se haya puesto de mi lado para luchar contra el acoso en las escuelas, pero todavía queda mucho por hacer para asegurarse de que lo que me ha pasado a mí no le vuelva a suceder a ningún niño más”.

“Una vez vuelva al colegio el próximo curso quiero contarles mi experiencia y que sea un lugar más seguro para todos. Me encanta aprender, estoy muy emocionado de volver a mi colegio público".

"En quinto grado, los alumnos eran malos conmigo, eran abusos verbales, casi nunca agresiones. Me llamaban maricón, niña-botas (como siempre las llevaba puestas, eran mis favoritas y negras). Mis compañeros usaban la palabra gay como insulto, realmente duele que tus compañeros usen contra ti algo que te define como persona".

"Ser lo que eres es algo de lo que te tienes que sentir orgulloso. A la gente que está pasando por lo mismo que yo le diría que no deje nunca de ser el mismo. Busca la ayuda de un adulto si sufres acoso. Con todo esto he aprendido que todo el mundo tiene la capacidad de luchar por lo que cree que es correcto. Solo porque seamos pequeños, no significa que no seamos nada"

A Marcel encantaría trabajar con GLAAD (la Alianza Gay-Lésbica contra la Difamación) en algunas de sus campañas. "¿Mi sueño? Que los legisladores aprueben una regulación contra el acoso escolar en las escuelas".

Si quieres conocer más del caso, te recomiendo esta nota de Nacho publicada en Sentido G