domingo, 20 de octubre de 2013

Comisión de la ONU hecha pa' atrás ley homofóbica en una ciudad rusa

Seguimos de cerca lo que ocurre en Rusia con sus leyes homofóbicas.

La Comisión de Derechos Humanos de la ONU dictaminó que las leyes homofóbicas de la ciudad rusa de Riazán eran "discriminatorias y arbitrarias" e iban contra el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Tras el fallo, el Tribunal Regional de Riazán ha retirado todos los cargos contra Irina Fet, una activista sexodiversa y se comprometió a respetar la libertad de expresión de las personas LGBTI.

Esta decisión se dio porque en 2009 esta mujer protestó contra las leyes homofóbicas aprobadas en su ciudad. Ella se puso un cartel que decía: "La homosexualidad es normal. Me siento orgullosa de mi preferencia sexual". Luego de la manifestación, la detuvieron, multaron y acusaron de "informar a los menores de edad sobre la homosexualidad".

La organización Moscow Pride apeló la sentencia pero no tuvo éxito. Entonces llevaron el caso a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU que terminó dándole la razón a la activista Irina Fet.

El fallo de Naciones Unidas puede ser el punto de partida de la derogación de todas las leyes homofóbicas aprobadas en suelo ruso en los últimos años.

Si quieres conocer más del caso, te recomiendo esta nota de Carla Gómez publicada en Cáscara Amarga