domingo, 29 de septiembre de 2013

¡ESCÁNDALO! Nemo, el de la película de Disney, es hermafrodita

"¡ESPELUZNAAAANTE! Se revela trama de promiscuidad y sexo desenfrenado en la película de Disney Buscando a Nemo". Me reí mucho leyendo esta nota que me pasó Carlos Rivas, nuestro @chamanurbano desde Canadá.

Resulta que los peces payasos, la especie que protagoniza la taquillera historia de Nemo, son hermafroditras secuenciales. Entiéndase: los peces payasos nacen siendo machos, todos. No hay hembras. Luego se emparejan y el dominante de la relación se convierte en hembra. Arrecho. El activo se monta en sus tacones y se hace mujer.

¿Por qué pasa esto? De esta forma, los peces payasos mantienen una proporción similar entre machos y hembras en su camada. Este mecanismo los ayuda a mantener la especie.

Esta "revelación" la hizo el biólogo marino Patrick Cooney, en su blog The Fisheries (El Pescador). Patrick trabaja en la Universidad Estatal de Carolina del Norte y cuenta con 15 años de experiencia.

En su blog, Patrick se pregunta si no sería tan malo que Disney mostrara como el pez payaso suele cambiar de sexo. Ya me imagino al Tea Party y a One Millons Mums boicoteando el estreno de la posible película, frente a las salas de cine.

¿Cómo queda la cosa?
Resulta que la mamá de Nemo, antes de tenerlo, era macho. Ella conoció al papá de Nemo. Se enamoraron, ella era el dominante de la relación y se convirtió en hembra. De esa forma, tuvieron a Nemo.

Voy más allá. Nemo crecerá, se enamorará de otro pez payaso macho. El dominante de la relación se convertirá en hembra. Si el fuerte es Nemo, pasará a ser Nema, la chica, y ahí la historia daría un giro de 180 grados. "Buscando a Nema, la que antes era varón". Suena como a crónica de Alerta o Archivo Criminal presentado por Enrique Gratas.

Si quieres leer la nota completa haz click