martes, 27 de agosto de 2013

¿Una pareja gay se casó o no se casó en Colombia?



 
El 24 de julio de 2013 una jueza declaró civilmente casada a una pareja homosexual en Colombia. La decisión la tomó Carmen Lucía Rodríguez, jueza 67 municipal de Bogotá. La pareja es Carlos Rivera y Gonzalo Ruiz, quienes llevan veinte años conviviendo juntos.

¿Qué pasó ese día?
La pareja llegó al juzgado. Luego de cuatro horas, la jueza los declaró civilmente casados, pero sin constituir un matrimonio. Se hizo un "contrato de formalización y solemnización de la relación" entre dos personas del mismo sexo. Esta figura tiene los mismos efectos y procedimientos que un matrimonio, pero no se le puede llamar de esta forma. Suena raro ¿verdad?

Hay un vacío legal. Por eso la jueza, aceptó casar a esta pareja gay, pero sin declararlos como un matrimonio. Si no te queda claro, dale click abajo al reportaje que hizo una cadena de televisión local.

Contrato civil de casados con los efectos del matrimonio, sin esa palabra
 
¿Cómo llegaron a esta encrucijada en Colombia?
En 2011 la Corte Constitucional de Colombia ratificó que las parejas del mismo sexo constituyen familia y le dio dos años al Congreso para que legislara sobre esta materia. El plazo venció el 20 de junio de 2013. El Congreso no hizo nada.

Luego de esa fecha, las parejas gays y lésbicas podían legalizar sus uniones ante notarios y jueces. En este tiempo, el procurador general de Colombia ha sido el rostro más visible de la campaña homofóbica en ese país. Les hablo de Alejandro Ordóñez, uno más que pasará al basurero de la historia.
¿Y qué pasó luego?
La Unión Colegiada del Notariado de Colombia elaboró un modelo de contrato denominado “formalización y solemnización del vínculo contractual” para atender a las parejas gays y lésbicas que vinieran a registrarse. Esta institución jurídica no existe en las leyes de Colombia. Fue un invento tipo Frankenstein para atender la ola de peticiones de matrimonio que se les iba a venir encima.

Los grupos LGBTI no aceptaron esta decisión. O matrimonio o nada. Sin embargo, Carlos Rivera y Gonzalo Ruiz no quisieron esperar y fueron a un juzgado a registrar este tipo de contrato.

Sin duda es un avance. Es más de lo que tenían antes. Algunos consideran que al aceptar, se pierde la oportunidad histórica de conseguir el matrimonio con todas las letras, derechos y deberes.

Yo creo que es un avance. En España fueron consiguiendo contratos de unión, uniones de hecho, y luego se dio el reconocimiento con el matrimonio. Ahora mira cómo ha cambiado el mundo. Sólo en Sudamérica ya dieron ese paso Argentina, Uruguay, Brasil y el DF de México. Proyectos similares se tramitan en los congresos de Bolivia, Cuba y Chile. En Venezuela estamos un poco rezagados en esa materia, pero estoy seguro que más temprano que tarde llegaremos a ese punto.

Moraleja
¿Se casaron o no se casaron? Pues, aparentemente sí, están civilmente casados. Ahora falta ver si este "contrato de formalización y solemnización de la relación" tiene los mismos beneficios que un matrimonio en temas como coberturas de seguro, herencia, decisiones de vida o muerte, adopción, oatria potestad, etc.

Dos manzanas hizo una nota bien interesante sobre este hecho.