miércoles, 7 de agosto de 2013

Edith Zago Colombo y las turbas homofóbicas del PAN en México

 
¡Dios mío! ¿Esto todavía ocurre en el mundo? En México, una alcaldesa cerró un local porque contrataba a un homosexual y a una madre soltera. ¡En serio! No es joda.

El sitio se llama La Forchetta y prepara comida italiana, poblana y japonesa. Está ubicado en la comunidad de Chipilo, en el municipio San Gregorio Atzompa, a 10 kilómetros de la capital de Puebla.

La alcaldesa se llama Edith Zago Colombo (foto de arriba), y es la edil de San Gregorio Atzompa del Partido de Acción Nacional de México. Este es el mismo partido donde milita el cerdo que habló de matrimonio entre jotos en el Congreso.
Esta mujer llegó al pequeño restaurante con una turba de 20 personas, policías municipales y el exalcalde Armando Salvatori. Luego de varios minutos de gritos e insultos, cerraron el local sin una orden legal de por medio. ¿La causa? El restaurante era "inmoral" porque la dueña le daba empleo a un homosexual, a una mujer embarazada, a una madre soltera y a una corredora de motos. Sodoma y Gomorra, pues.

Habrá que revisar el Código Penal de México y las ordenanzas de la alcaldía de San Gregorio Atzompa. ¡Qué vergüenza que Edith Zago le haya dado alcance continental al nombre de su comunidad con un hecho tan estúpido!

La denuncia la hizo la dueña del sitio, Norma Hannan. "El señor Armando Salvatori dijo que mi negocio no puede seguir abierto porque en él empleo a una embarazada, otra más que es madre soltera, una corredora de motos y un trabajador gay, y porque yo soy divorciada”.

Entre la turba había varias personas ebrias y amenzaron a Hannan con quemar su local si no lo cerraba en ese momento. Todo al mejor estilo de la Inquisición medieval de la Iglesia Católica.

En el fondo, puede haber un trasfondo político partidista. “La presidenta Edith Zago me dijo es que esto me había pasado por apoyar al equipo equivocado, refiriéndose a que en los comicios recientes yo abiertamente apoyé al candidato del PRI, cuando ella es panista, por eso denuncio que la clausura de mi negocio fue por represalia”.

Sea como sea, es grave que los políticos y políticas sigan ejerciendo su función al mejor estilo del medio oeste, con turbas y amenazas de incendiar las casas y locales. ¿Qué dice el PAN de este incidente? ¿Qué han dicho las organizaciones de mujeres y sexodiversos de México sobre este ataque? Estaré monitoreando el tema, y si sé algo nuevo, lo publico por esta vía.

Si quieres más detalles, lee esta nota de Yadira Llaven publicada en el diario La Jornada de México