miércoles, 24 de abril de 2013

Grábalo, tómale una foto, sistematízalo... si no, nadie sabrá que lo hiciste

Una de las debilidades de organizaciones comunitarias es su poca capacidad para registrar sus actividades y difundir estas reseñas. Hacemos muchas cosas, pero nadie se entera, o sólo lo saben los que asistieron. Los demás, no tienen ni idea.

Esta debilidad no es exclusiva de la sexodiversidad. Lo mismo ocurre en organizaciones feministas, de campesinos, afrodescendientes, indígenas, etc.

Hay formas sencillas de llevar un registro. Lo primero, una foto. Eso te permite tener en imágenes lo que has hecho. En un año te sorprenderás de la cantidad de actividades que has hecho, sólo revisando tus archivos de fotos.

Lo segundo, una reseña escrita. Acá es más complicado. En este punto, siempre ayuda tener a un periodista entre los voluntarios. Incluso puedes buscar a un estudiante de periodismo o letras que te eche una mano en esta tarea.

Acción Zuliana por la Vida, Fundación Reflejos, Ases de Venezuela y Stop Sida han entendido la importancia de llevar un registro permanente de sus actividades. Sus páginas y blog se actualizan con frecuencia. Si quieres saber en qué andan estas ONG's, visitea sus portales web. Ahí te lo contarán.

Dicho esto, quería invitarte a leer la reseña que hizo nuestro amigo Elías Javier Rojas sobre la tertulia sobre adolescencia y sexodiversidad en Maracaibo. Elías es coordinador de la Fundación Reflejos en el Zulia. Desde acá mis felicitaciones a él y a todo el equipo de Reflejos por el trabajo que hacen en varios estados del país.

Haz clic a continuación para leer la reseña: