miércoles, 24 de abril de 2013

Un curioso retrato del Papa Nazi

 

El cambio de pontífice en la Jerarquía Católica reabre las expectativas de miles de creyentes en el mundo que queremos una iglesia cercana, que nos ayude a responder a los problemas de la vida cotidiana y no se mantenga como una institución anclada en el pasado medieval.

Para despedir al papa nazi una artista estadounidense dejó volar su imaginación y le hizo un retrato a Ratzinger. Se trata de Niki Johnson. Hasta ahí la cosa suena normal, pero la noticia es los materiales que usó para el retrato. La imagen de Ratzinger fue hecho con 17 mil condones de numerosos colores. La obra lleva el gracioso nombre de "Huevos benedictinos" (Eggs Benedict) en referencia al título que asumió el Papa Nazi cuando fue escogido.





La artista comentó a la prensa que la idea le vino en marzo de 2009 cuando escuchó las polémicas declaraciones del pontífice durante su visita a África. En aquel entonces, el Papa dijo que el Sida no se puede vencer con preservativos, y que el uso de estos incluso podría empeorar la situación. “Aquello me impulsó totalmente a hacer algo y provocar un debate”. Más allá del humor, la obra lleva un mensaje claro y potente. Los preservativos salvan vida, negarlo es un atentado contra la vida.


 

Ella fue tejiendo los condones como si fueran un tapiz con la ayuda de una redecilla. Niki Johnson es una artista de 35 años, que da clases en el Instituto de Arte y Diseño de Milwaukee. La obra se exhibirá en la galería de esa ciudad estadounidense.

 

Si quieres ver más fotos de la obra, revisa este link Eggs Benedict