lunes, 29 de abril de 2013

En Bogotá se puede ser diferente gracias a la izquierda colombiana




Al principio pensé que era un chiste, pero no. Es cierto. La alcaldía de la capital colombiana lanzó una campaña titulada “En Bogotá se puede ser gay, lesbiana, bisexual y transgenerista”. Como lo oyes.

Es una iniciativa del gobierno de Gustavo Petro, del Polo Democrático Alternativo de Colombia. Petro es de izquierda, como muchos en América Latina pero además entiende y apoya la lucha de las mujeres y las personas sexodiversas.

 

En enero de 2013 la campaña cumplió dos años de vida. El proyecto es promovido por la Secretaría Distrital de Planeación. Ellos quieren cambiar el imaginario social en torno a la sexodiversidad. Son cuatro afiches y una pieza para televisión. Quizás hayan hecho algún spot para radio pero no lo encontré. Si aparece lo coloco en esta Bitácora.

Como parte de la campaña en mayo de 2011 se organizó la Primera Semana Distrital de la Diversidad Sexual y de Género. Esta jornada buscó generar reflexiones sobre la situación de derechos humanos de los LGBTI en Bogotá.

Arriba pueden ver los afiches y al final la pieza para televisión. Además algunos famosos se han sumado a la campaña y han grabado mensajes pidiéndole al resto de la ciudadanía respeto para los LGBTI. Dos de ellos fueron los actores Juan Pablo Espinoza y Giorgio Di Feo.


 

El origen
No sabía pero la campaña es la respuesta de la Alcaldía a una investigación realizada por la firma Econometría S.A. El estudio concluye que las mujeres, los jóvenes, personas de estratos altos y con postgrado muestran mayor aceptación hacia la población LGBT.

¿Cómo se hizo esta investigación? A través de encuestas telefónicas, conversaron con mil doscientas personas. Los resultados arrojan que tener un nivel educativo alto reduce los niveles de homofobia en las personas en un 2,2 %.

Esto no siempre es así. A veces nos encontramos gente con postgrados y todo, pero que siguen en la edad media en materia de prejuicios. Sin embargo, al menos el estudio hecho en Colombia desmiente mi idea. Prometo buscar el estudio, leerlo y hacer una reseña en esta Bitácora.

A la cabeza
Esta campaña ubica a Bogotá como una de las ciudades líderes en la región andina en respeto a los derechos humanos de la población sexodiversa. Sabemos que en el sur nos llevan años luz de ventaja en esta materia.

¿Saben lo curioso? Que la derecha intentó un juicio político contra Petro por promover esta campaña. Lo acusaron de malversar fondos públicos por lanzar esta iniciativa. Bárbaro, verdad. Bueno, eso nos revela que todavía falta mucho por hacer.