miércoles, 1 de agosto de 2012

Poema

Nuestra amiga Ingrid Castell nos envía un nuevo texto. Si les gustó el primero, este les va a encantar. Gracias Ingrid por compartirlo con nosotras/os. Demás está decir que si se animan a compartir sus poemas, cuentos y textos, lo pueden enviar a papelesdsx@gmail.com y aquí lo publicamos totalmente gratis.

Poema 2

llevabas la ropa que usan los árabes en el desierto y yo seguía tres pasos detrás de ti cubierta con una burka... íbamos escondidos... tú no eras mi marido... me guiabas a hurtadillas a una tienda en el desierto... desde afuera era ordinaria y tosca pero adentro era cómoda acogedora hasta fresca... había una alfombra y cojines de muchos colores... me paro en medio de la tienda y me quito la burka... quedo en una abaya de seda turquesa bordada en hilos dorados... tú quedas en una sencilla túnica blanca...
traes un ungüento con un olor muy suave y comienzas a untármelo en los huecos detras de los tobillos, las corvas, las ingles, la parte anterior de los codos la cintura las clavículas la nuca detrás de las orejas las sienes... todo debajo de la seda de mi ropa... sin quitármela... me untas las palmas de las manos y me invitas a que te acaricie... el tacto del ungüento es sedoso... el olor tiene un efecto relajante sedante... nos quedamos desnudos me levantas un muslo me penetras y me desvanezco en la arena del desierto...