martes, 26 de junio de 2012

Joven demandó a su escuela por homofóbica... y ganó

Un chamo de EE.UU. demandó a su colegio. ¿La causa? No lo dejaban llevar una franela que decía "Jesús no es homofóbico". Se trata Maverick Couch, el muchacho de la foto de arriba. Él estudia en una escuela católica de Waynesville, en el estado de Ohio. Él llevaba varios años intentando usar esta franela el 20 de abril. En esa fecha se conmemora en EE.UU. el Día del Silencio.

El director de la escuela, Randy Gebhardt, no se lo permitió. En años pasados, obligó a Maverick a regresar a su casa y cambiarse la franela. Después del fracaso del diálogo, Maverick recurrió a los tribunales. Un juez de Cincinatti le permitió a este chamo de 17 años usar su franela. Él la usó el Día del Silencio del 2012.



Esta iniciativa surgió en 1996 en la Universidad de Virginia luego del suicidio de Carl Walker-Hoover. Por años, este joven fue víctima de ataques homófobos por parte de sus compañeros de clase. Para recordarlo a él y a las víctimas de la homofobia, miles de jóvenes guardan silencio en sus escuelas y liceos durante un día.

El objetivo es protestar contra el acoso escolar a estudiantes gays, lesbianas, bisexuales y trans. Actualmente hay actividades del Día del Silencio en más de 8 mil escuelas en EE.UU.

Sin duda, es un éxito para este joven contra una institución educativa claramente discriminatoria. Desde acá felicitamos a Maverick, a su familia y la organización LGTB Lambda Legal que le brindó asesoría durante el juicio.

Lee la nota completa en este link de Fundación Reflejos