viernes, 24 de julio de 2009

ESTUDIO / Homofobia, violencia e impunidad contra la comunidad LGBT en Venezuela


Con el apoyo de la Ilgalac, la Unión Europea, Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi) y Oasis, en el año 2003 la antropóloga colombo estadounidense, Marcia Ochoa, desarrolló una investigación sobre la impunidad en materia de derechos humanos del colectivo LGBT en Venezuela.

Se entrevistaron a 76 personas en el área metropolitana de Caracas. Las personas calificaron la relación de la policía con la población LGBT como muy mala (0,9), en una escala de 0 a 5, siendo 0 pésima y 5 óptima.

De acuerdo a los resultados, el 68% de los encuestados ha tenido experiencias negativas con algún cuerpo policial, siendo las más comunes la agresión verbal (67%), matraqueo (60%), retención injustificada (46%) y amenazas de privación de libertad (44%). El cuerpo más mencionado en las agresiones fue la Policía Metropolitana (85%). Nueve de cada 10 no puso la denuncia y en las razones más frecuentes están el miedo, la desconfianza en el sistema y la vergüenza.

Este primer trabajo arrojó ocho recomendaciones:

1.- Establecer programas de defensa y monitoreo por la violación de derechos humanos de la comunidad GLBT, para lo cual seria importante llevar una data de casos, denuncias ante la autoridades, elaboración de informes, entre otros.

2.- Trabajar talleres de capacitación/sensibilización con los cuerpos de seguridad (municipales, nacionales).

3.- Establecer programas de sensibilización con instituciones como la Defensoría del Pueblo, Poder Judicial y Ministerio Público.

4.- Trabajar programas de rehabilitación de victimas y sus familiares por abusos y atropellos a los derechos humanos.

5.- Trabajar campañas de sensibilización y estrategias concretas para formular denuncias y promover los derechos humanos en la comunidad GLBT

6.- Visibilizar la problemática de la impunidad y la comunidad GLBT en los medios de comunicación social.

7.- Establecer alianzas con organizaciones nacionales e internacionales, para las denuncias y monitoreo de casos, así como para la protección de victimas y sus familiares que denuncien la violación de sus derechos humanos.

8.- Adherir acciones que tienden a luchar contra la impunidad en general.

Cinco años después, la mayoría de esas recomendaciones no se han puesto en práctica. Por ello, en 2008 con el apoyo de Onusida, Accsi ejecutó un segundo proyecto para evaluar los avances del último lustro y actualizar los datos en materia de violencia e impunidad que sirviera de base al "Anteproyecto de ley de protección contra la discriminación arbitraria por razón de la orientación sexual, identidad o expresión de género".

Para el segundo estudio se encuestaron 742 personas en Caracas, Mérida y Maracaibo. A pesar de que las cifras no son alentadoras, se percibe una leve mejoría con relación al primer informe del 2003.

La Policía Metropolitana, por ejemplo, hace cinco años aparecía señalada en el 85% de los casos de agresiones y maltratos hacia LGBT. En el informe de 2008 esta cifra desciende a 61%, es decir, cada vez menos funcionarios de la PM están involucrados en abusos contra la población sexodiversa.

Por otra parte, en el 2003 la relación entre los cuerpos policiales y la comunidad LGBT fue calificaba con 0.9 en promedio. Cinco años después esta puntuación subió a 1.53, evidenciando un pequeño incremento.

Este avance es producto de la voluntad de las autoridades de varias policías en el país que han comenzado a formar a sus funcionarios en materia de derechos humanos.

Los dos informes sobre homofobia, violencia e impunidad contra la comunidad LGBT y el Anteproyecto de ley se pueden bajar de la página de Accsi (www.accsi.org.ve).

Primer informe sobre Homofobia, violencia e impunidad contra la comunidad LGBT en Venezuela (2003)

Segundo informe Homofobia, violencia e impunidad contra la comunidad LGBT en Venezuela (2008)

Presentación de los resultados del segundo informe en Power Point

También puedes leer el reportaje La homofobia lleva uniforme policial publicado en Últimas Noticias sobre estos dos informes.