miércoles, 15 de agosto de 2007

DEBATE / Quien esté libre de plumas, que tire la primera botella


Marianela Tovar

En este escrito, Marianela Tovar, historiadora, feminista y lesbiana, reflexiona sobre el significado del Orgullo “LGBT”, cuestiona la falta de diversidad que caracteriza la organización de este mes de actividades, y la voluntad de asimilación de las organizaciones LGBT en desmedro de la visibilización del colectivo transgénero.

Oportuna esta reflexión, que rescata la esencia de las protestas de Stonewall, hace un llamado a darle contenido político a nuestras celebraciones y rescata la necesidad de establecer vínculos con otros movimientos de protestas como las feministas, los negros, etc.



Tovar relata que “l@s protagonistas de esta rebelión, que forma parte sustancial de la historia del movimiento de diversidad sexual en el mundo, provenían del grupo más discriminado dentro de la sociedad y dentro de la misma población sexodiversa: los transgéneros negr@s y latin@s provenientes de los sectores pobres de la ciudad.

“No fue un hecho casual, que fueron los transgéneros quienes tuvieron el coraje de liderar la respuesta colectiva a la fuerza bruta policial. La chispa inicial no fue encendida por las lesbianas y gays de los sectores altos y medios universitarios, sino que se originó en los grupos que día a día sufrían una violencia sistemática que se realizaba bajo la mirada cómplice de los hombres gay blancos y los dueños de los bares de ambiente”.

Fotografía de la marcha del Orgullo DSx del 2007 tomada por la gente de Ahmai