martes, 19 de septiembre de 2017

Conoce la historia del movimiento LGBT de Guadalajara


Me gustó este artículo del antropólogo mexicano César González Pérez. Se titula "Visibilidad y diversidad no heterosexual entre los tapatíos". César hace un repaso de la historia de las organizaciones LGBT de Guadalajara.

El texto forma parte del proyecto "Nuevas identidades de género, procesos culturales y cambios sociohistóricos. El movimiento gay en México (1970 - 1980) a través de la voz y la mirada de sus protagonistas".

César usó fuentes documentales y entrevistó a seis activistas LGBT mexicanos. Ellos son Guadalupe López, Rodolfo Contreras, Márgaro Cortés, Luis González de Alba, Alfredo Guerrero y David Limón.


1
César comienza esta reconstrucción histórica hablando sobre los puntos de encuentro previos a las primeras organizaciones LGBT. Es un primer momento estos lugares no eran exclusivamente gay sino mixtos, como cantinas, tascas, parques y plazas públicas.

A principios de los 80 aparecieron las primeras organizaciones LGBT. Este hecho fue precedido por un aumento de la represión policial y las redadas a los sitios de encuentro de personas sexodiversas.

En 1981 unos amigos crearon Lambda, pero ero luego lo rebautizaron como Grupo Homosexual de Liberación (GHL).



En la campaña presidencial de 1982, el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) lanzó a Rosario Ibarra como candidata presidencial. En muchos estados mexicanos el PRT creó los Comités de Lesbianas y Homosexuales en apoyo a Rosario Ibarra, los CLHARI.

Los miembros del GHL crearon el CLHARI de Guadalajara. Esto les permitió entrar en contacto con una red de activistas LGBT de izquierda de otras 14 ciudades mexicanas.

Luego de las elecciones presidenciales, retomaron su nombre original y le agregaron una palabra. Ahora se llamarían Grupo Orgullo Homosexual de Liberación (GOHL). Su coordinador era Pedro Preciado.



Hicieron varias protestas y marchas contra la represión policial, las detenciones arbitrarias en la calle y las continuas redadas en los lugares de encuentro.

El GOHL tenía dos líneas de acción: denunciar el abuso de las autoridades y brindar apoyo psicológico a las personas LGBT. Uno de los logros fue su poder de convocatoria y establecer puentes de solidaridad con otros movimientos sociales, como el Frente Regional de Defensa del Salario.

Poco a poco se fueron incorporando más personas al GOHL y tuvieron que alquilar un local para sus reuniones. En septiembre de 1983 lanzaron la revista Crisálida, dirigida por Ernesto Torres.

La mayoría de sus miembros eran hombres, por eso la agenda de las mujeres lesbianas y bisexuales fue relegada e invisibilizada. Esto provocó que las mujeres se retiraran y crearan espacios para ellas.



El GOHL se financiaba con fiestas privadas que organizaban en su sede. El manejo de estos fondos generó conflictos que originaron crisis internas y la salida de sus miembros.

Después de numerosas peleas y divisiones, el GOHL quedó debilitado y desde 1983 solo lo mantuvieron Pedro Preciado y su pareja Jorge Romero.


2
Las peleas internas en el GOHL y la aparición del VIH, provocaron el surgimiento de nuevos grupos. Algunos se dedicaron a luchar exclusivamente contra el SIDA. Otros se mantuvieron en el ámbito LGBT. Entre 1985 y 1988 funcionó Nueva Generación Gay; y entre 1987 y 1989, Comunidad Triángulo Rosa. La revista Crisálida se fue con este último grupo luego de que su editor, Ernesto Torres, se retirara del GOHL.

También aparecieron espacios nuevos sin exintegrantes del GOHL. En 1985 se crea la Iglesia de la Comunidad Metropolitana "La Santa Cruz", y en 1986 la organización lésbica conservadora Patlatonalli. Esta última tuvo vínculos con el movimiento feminista.


3
En 1991 se escogió a Guadalajara como sede del XIII Congreso Mundial de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA), pero la presión de grupos de extrema derecha y el sabotaje del gobernador de Guadalajara y el alcalde de la ciudad, impidieron el evento. Al final el Congreso Internacional se hizo en Acapulco con el apoyo del Gobierno Federal.


4
A mediados de los 90 hubo una nueva oleada de activismo LGBT. Se creó el Comité Gay Tapatío que luego cambió su nombre a Comité Lésbico Gay de Occidente (Colegao). En 1995 aparecía en escena el Grupo Diversidad Sexual que tenía fines terapéuticos. De allí saldría el Colectivo Diverless, un espacio solo para mujeres lesbianas.

A principios del siglo XXI, surgieron iniciativas con fines sociales o recreativos como la Unión Nacional de Amigos Gays, Osos Tapatíos, Grupo Amor y Grupo Axxis. También hubo una mayor segmentación en todos los espacios comerciales, tascas, discotecas, saunas y revistas especializadas.

En 2002 se creó Comtrat, un espacio para atender a las trabajadoras sexuales y a la comunidad trans femenina.

El 16 de noviembre de 2002, Miguel Galán lanzaba Radio Gay Internacional, una de las primeras emisoras gay en español de internet del mundo. www.gdlgayradio.com



En el cierre, César González Pérez resalta la mayor fortaleza de las organizaciones LGBT de Guadalajara: su diversidad interna. Las marchas por el orgullo en ese estado son verdaderos testimonios de diversidad, con la participación de otros movimientos sociales como los indígenas. Esto se consiguió por la expresa voluntad política del liderazgo LGBT tapatío.

César González Pérez hizo un buen trabajo en esta investigación. El artículo es interesante, su lectura es sabrosa. Lo único que me hizo ruido fue que César usara el término "no heterosexual" en lugar de LGBT o diversidad sexual.

Acá solo te presenté un resumen del texto, si quieres leer el artículo completo, haz click a continuación.
"Visibilidad y diversidad no heterosexual entre los tapatíos" de César González Pérez. Revista Alteridades, volumen 13, número 26, año 2003.

PD: El artículo fue publicado en 2002. Tengo que buscar otras investigaciones para ver qué ha pasado en las últimas décadas.