jueves, 28 de mayo de 2015

La mía y la historia de algunos amigos en estos trozos de amores cotidianos


Ernesto Bañuelos Enríquez

(Fragmento)

Raúl
era
uno de esos muchachos
que con la mirada
te piden
que los beses,
que los toques por todas partes,
era
uno de esos muchachos
de los que con el tiempo
sólo te queda su nombre:
Raúl.

…..

Y tú,
aunque te burlabas
públicamente de mí,
soñabas,
y esto me lo decían tus ojos,
con mis nalgas.

…..

Fui a la boda,
lo vi partir el gran pastel,
bailar el vals de los casados,
estar feliz con tu mujer;
pero también mirarme desde lejos
mirarme desde lejos
y recordar
mis brazos
abrazándolo

***
Estos tres poemas los leí en la Antología de poesía erótica de la Editorial Leviatán. Me encantaron. La selección estuvo a cargo de Claudia Schvartz y se imprimió en 1988 en Argentina. Acá puedes leer mi comentario sobre esta obra.