viernes, 13 de septiembre de 2013

Televisión Española explica cómo vestir a las niñas con decoro para que no provoquen


Es asombroso las vueltas que da la vida. Hace años Televisión Española (TVE) era un referente en el mundo hispanoparlante de seriedad y profesionalismo. Desde que el Partido Popular obtuvo la mayoría en la Cámara de Diputados (y con eso, pudo remover y nombrar a los directivos de esta televisora pública sin necesidad de pactar con otras fuerzas políticas) TVE se ha convertido en una reserva de los antivalores más recalcitrantes de la sociedad española.

Lo primero que cambió fueron los noticieros. Ahora se abre siempre con la agenda del Rey. "El rey se tiró un peo, el Rey recibió una visita, el Rey lo agarraron matando rinocerontes en África".

Luego volvieron las corridas de toro en el canal de noticias. Bárbaro. Un espectáculo criminal. No conformes, ahora lo pusieron en el canal internacional. La tortura como espectáculo.

Lo último es esto. En un reportaje TVE explica cómo vestir a las hijas con decoro para que no provoquen. Como lo oyen. Durante la nota, la cámara capta unos afiches que dicen: "Ropa demasiado sexy en niñas" o "Cómo explicar el DECORO, la no provocación en el vestir". Es el mismo argumento que usan los violadores.

En un momento, una de las madres dice: "estamos en la época de enseñar todo". Ante esta afirmación, la periodista que hace la nota, afirma: "Aunque nos cueste, no hay que mezclar ropa y sexualidad".

Unas semanas antes, en el noticiero de TVE una presentadora en estudio recomendaba a las personas desempleadas que oraran para calmar la ansiedad. ¿A que provoca putearla? "Si no tienes trabajo, reza. Eso ayuda". Los muy cabrones.

En los días de huelga general o movilizaciones masivas en España, el noticiero de TVE abre con notas pendejas, como si nada de eso estuviera ocurriendo. Cuando la ciudadanía tire la toalla y se canse, barrerá con toda esa clase política. Así pasó en América Latina y miren cómo estamos ahora. Hemos dejado bien atrás lo que nuestro presidente Rafael Correa ha llamado la larga noche neoliberal.