lunes, 9 de septiembre de 2013

De encuestas, leyes y nuevos matrimonios del mismo sexo

En los últimos meses se han divulgado varias encuestas sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en EEUU. Comento dos.

Pew y la inevitabilidad del matrimonio gay
El Centro de Investigaciones Pew hizo un estudio en marzo de 2013. De acuerdo a sus resultados, 49% de los encuestados respalda la legalización del matrimonio gay en EEUU; y el 44% se opone.

Sin embargo, más allá de lo que cada uno piense, el 72% de los encuestados dijo que creía que la legalización del matrimonio gay era inevitable. ¿Qué tal? Inevitable. Léase, que tarde o temprano iba a ocurrir.

¿Conoces a algún gay o lesbiana?
Acá otro dato interesante de Pew. Casi nueve de cada 10 estadounidenses conocen personalmente a una persona LGBTI. Hace diez años eran sólo seis de cada 10 estadounidenses. Otro hallazgo de Pew: casi la mitad de los encuestados tiene un familiar cercano o un amigo cercano que es LGBTI. Marico, estamos en todos lados.

Esta experiencia cotidiana influyó positivamente sobre las opiniones de la gente. Mientras más personas conocían, más abiertos estaban los encuestados a reconocer las demandas del colectivo sexodiverso. Sin duda es otra razón para salir del closet y hablar con los demás sobre nuestra orientación sexual e identidad de género.

El Centro Pew realizó esta encuesta vía telefónica a 1.504 adultos. La hicieron del 1 al 5 de mayo de 2013 y tuvo un margen de error de +/- 2,9 puntos porcentuales.

Gallup y los católicos gayfriendly
La firma Gallup hizo otro estudio. Acá sus resultados: 52% de las personas en EEUU apoya la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

El porcentaje de apoyo varía de acuerdo a los grupos demográficos, políticos y religiosos. Los autodenominados "liberales" respaldan las uniones gay en un 77%; los que no tienen filiación religiosa en un 76%.

Los números cambian cuando les consultan a otros grupos. Por ejemplo, sólo el 30% de los republicanos y conservadores apoyan el matrimonio gay; Pasa lo mismo con los que van a la iglesia semanalmente. Sólo el 23% de este último grupo está a favor de legalizar las uniones homosexuales.

Lo que me parece gracioso es el dato de los católicos. El 60% de los que se definen como católicos está de acuerdo con que se reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo. El 60%. Esa gente no está muy enterada de la opinión oficial de la jerarquía católica sobre este tema. No les llegó el memo del Vaticano.

Gallup entrevistó a 2.027 adultos elegidos al azar en todo EUU del 10 y el 14 de julio de 2013. La encuesta tiene un margen de error de dos por ciento.

¿Por qué el cambio?
Estas encuestas muestran una realidad radicalmente diferente en EEUU. Hace una década los sondeos mostraban una opinión contraria a las uniones entre personas del mismo sexo, y el rechazo aumentaba cuando se metía en el debate el tema de la adopción.

Acá tres hechos que ayudaron a mejorar la opinión pública en torno a estos temas.

1
En 2011, Barack Obama decretó que gays y lesbianas podrían estar dentro las Fuerzas Armadas y en 2012 se convirtió en el primer presidente en funciones en respaldar al matrimonio homosexual.

2
El número de estados que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, aumentó de seis a doce en menos de un año. Todo parece indicar que se le unirán nuevas regiones en los próximos meses. Estamos hablando que 12 de los 50 estados en EEUU reconocen los derechos de las parejas del mismo sexo.

Busca el mapa. Acá los nombres: Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont, Nuevo Hampshire, Nueva York, Maryland, Washington, Maine, Rhode Island, Delaware y Minesota. Además agrega el distrito de Columbia donde está Washington, la capital de EEUU. A este paso, el mapa seguirá pintándose de arcoiris.

3
En junio de 2013, el Tribunal Supremo de EEUU declaró inconstitucional la Ley de Defensa del Matrimonio (Doma). Esta ley definía el matrimonio como “la unión entre un hombre y una mujer”. Además la Ley Doma no permitía que las parejas gays o lésbicas, casadas en algunos de los estados donde es legal, pidieran beneficios fiscales en el ámbito nacional.

Qué podemos sacar
Sin ánimo de comparar las realidades de EEUU y Latinoamérica, quería rescatar un hecho útil para nosotrxs, nacidos al sur del Río Grande.

Las organizaciones y activistas LGBTI estadounidenses llevan aaaaños dando la pelea en la opinión pública, en los medios de comunicación social.

Esta sensación de inevitabilidad del matrimonio homosexual en EEUU lo lograron las agrupaciones LGBTI después de muchos años de trabajo.

En España ocurrió algo similar. Cuando el gobierno aprobó el matrimonio igualitario en 2005, la mayoría de los ciudadanxs españolxs ya estaba de acuerdo con la legalización. Los grupos ya habían ganado la batalla en la opinión pública.

¿Cómo lo hicieron los españoles? Recorrieron todo el país, fueron a cuanto foro, charla, cineforo se organizaba sobre el tema. Debatieron públicamente con curas de parroquia, profesores, madres, políticos conservadores. Lo hicieron en barrios, escuelas, liceos, universidades, programas de tv y radio, en prensa, crearon medios propios.

Rescato esa idea y la comparto con los y las visitantes de esta Bitácora. Para ganar la batalla en la opinión pública no necesitamos leyes, ni gobiernos a favor o en contra, lo que necesitamos es trabajar, promover nuestras demandas en muchos espacios. En dos platos, venderles nuestra agenda al resto de la sociedad.

Para eso, podemos organizar foros, charlas y debates en cuanto espacio tengamos disponibles. Eso ya lo están haciendo mis compas Giovanni Piermattei y Hanays Montaner. Ellos están recorriendo todo el país explicando por qué es importante legalizar el matrimonio civil igualitario en Venezuela. Por eso, los considero mis superhéroes particulares.

Si quieres leer más sobre estas dos encuestas haz click a continuación.