martes, 13 de agosto de 2013

Justicia inhabilita políticamente a excandidato presidencial por declaraciones homofóbicas

"Una pal pueblo" dirían en mi tierra. Los grupos sexodiversos de Ecuador le ganaron una a los dirigentes políticos homofóbicos. En las elecciones presidenciales de 2013 el candidato y pastor evangélico Nelson Zavala hizo reiteradas declaraciones homofóbicas en medios de comunicación social.

Los colectivos LGBTI ecuatorianos demandaron a Nelson Zavala ¿Adivinen qué dijo la justicia? Le dio la razón a estas organizaciones sociales. El tribunal determinó que Zavala no respetó una resolución del árbitro electoral ecuatoriano que prohibía a los candidatos dar declaraciones discriminatorias o que afectaran la integridad personal.
Lo mejor de todo fue la sentencia. Nelson Zavala quedó inhabilitado políticamente por un año y además deberá pagar una multa de 3 mil 800 dólares, es decir, diez salarios mínimos.

Los jueces incluso dijeron que había indicios para juzgar penalmente a Nelson Zavala por delitos de odio y pidió a la fiscalía ecuatoriana que lo investigara.

El político homofóbico dijo que han violado sus derechos constitucionales. "Aquí no hay nada, no hay garantías, defenderé siempre los principios y seguiré llamando inmoral a todo lo que sea inmoral. Claro que apelaremos esta decisión". Eso le pasa por ser un cerdo homofóbico.

Sin duda, esta sentencia deja un precedente en América Latina y el Caribe. Lxs activistas LGBTI de la región deberíamos tomar nota de esta experiencia. En nuestros países seguimos conviviendo con cerdos homofóbicos porque no hay nadie que les dé un parao. Nadie que los lleve a la justicia para que ellos tengan que responsabilizarse por sus declaraciones promotoras del odio y la intolerancia.

Desde acá felicito a los grupos que se querellaron con Zavala, entre ellos los colectivos "Igualdad de Derechos ¡Ya!", "Fundación Equidad" y "Causana"

Si quieres conocer más detalles de la sentencia, revisa esta nota del Telégrafo