jueves, 14 de junio de 2012

Bancos de sangre del mundo están contaminados... de homofobia

Hoy es el Día mundial del donante de sangre. Fue una fecha escogida por la Organización Mundial de la Salud. Se  conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner, un biólogo austriaco que permitió descubrir y clasificar los diferentes grupos sanguíneos.

Antes te hubiera recomendado que aprovecharas este día para donar un poco de tu sangre, pero los bancos de sangre del mundo están contagiados... de homofobia.

Como lo oyes. Las normativas internacionales no permiten recibir sangre de personas homosexuales, lesbianas, bisexuales ni trans. Al parecer es porque entre los hombres gay hay una gran prevalencia de VIH. De acuerdo a esta idea, los bancos de sangre reducirían los casos de sangre con VIH, rechazando de entrada a los hombres gays.

Cuando uno va a donar sangre te dan un formulario. Ahí te preguntan tu orientación sexual. Si respondes que eres gay o lesbiana, no aceptan tu sangre. Asímismo. Sin anestesia. No importa si eres heterosexual y has tenido relaciones sexuales sin protección en los últimos 6 meses. Eso no te lo preguntan. Lo que sí preguntan es si eres gay. No importa si eres un homosexual que siempre usa preservativos, o que llevas meeeeeses sin echar un polvito. Si eres maricón, no aceptan tu sangre.

Deberían preguntar si uno ha tenido relaciones sexuales sin protección en los últimos 6 meses, más allá de con quien se acueste uno. Además, poco importa con quien te acuestas, lo que yo espero es que le hagan todas las pruebas a las muestras de sangre que tomen. No hay un cromosoma gay o un glóbulo rojo lésbico. Así que seguramente no sabrán la orientación sexual del donante.

Hoy, en el Día mundial del donante de sangre hago votos para que los bancos de sangre se vacunen contra la homofobia y permitan donar a cualquier persona sin discriminarlos por orientación sexual e identidad de género.