miércoles, 16 de noviembre de 2011

¡Levántate frente al intolerante!


Este artículo lo escribí para mis amigas y amigos de la Alianza Sexogénero Diversa Revolucionaria. Salió publicado el 5 de noviembre en el semanario Todos Adentro. Acá tienen el link para leerlo completo. Gracias a las y los  compas de la Alianza por la oportunidad. Un abrazote.

Levántate frente al intolerante
Jorge González Durand

No soy negro. Mi padre es gocho, mi madre es costeña, así que resulté siendo un mulato, una mezcla.

No soy extranjero. Nací en Venezuela. Mis padres también. Sin embargo, en mi presencia no permito que hagan comentarios contra las personas de países hermanos que viven en Venezuela. No hace falta ser extranjero para luchar contra la xenofobia.

No soy mujer. En mi mapa genético soy XY, pero eso no me inhibe a protestar cada vez que escucho a alguien haciendo chistes machistas o que trata a las mujeres como objetos y no como sujetas.

Soy homosexual. Lo asumí hace más de una década. Con el tiempo, he participado como militante por la lucha de los derechos humanos que no puedo disfrutar.

Por ser homosexual, mi pareja no puede tener cobertura del Seguro Social ni de seguros privados, porque actualmente para el Estado mi relación no existe.

Por ser homosexual no tengo derecho a una vida libre de violencia. He tenido que lidiar con el estigma, la discriminación y los chistes homofóbicos en mi escuela, mi liceo, mi universidad, mis trabajos y en muchos espacios de mi vida cotidiana.

Una década después, mi madre y mi padre han aprendido mucho sobre el mundo de la sexo-género diversidad.

Ahora mis padres no permiten que frente a ellos se hagan chistes homofóbicos no se quiera hablar mal de los homosexuales, lesbianas y trans.

Ellos no son homosexuales, pero no necesitan serlo para levantarse y protestar frente al intolerante.

Participemos protagónicamente, como nos incita nuestra Constitución, en la construcción de la nueva mujer y el nuevo hombre para nuestra sociedad. El silencio nos hace cómplices. Enfrentamos y transformemos la intolerancia, los vicios capitalistas, machistas y patriarcales presentes en todos nuestros espacios cotidianos.