domingo, 23 de octubre de 2011

Bautizo de Babilonias, autobiografía de Carlos Colina

Este sábado Carlos Colina presentó su autobiografía "Babilonias". No pudimos acompañarlos pero apenas tengamos fotos del evento las colocamos por esta vía.

Gioconda Espina envió este texto al terminar de leer el libro de Carlos. Se la transcribimos a continuación.

.......
Querido amigo,

Acabo de concluir "el libro de tu vida", el libro en el que te muestras sobreviviendo tantas "babilonias" descritas al detalle que dan miedo. Este, tu libro 17 según dices al final, es -al mismo tiempo- el libro de un budista asumido en mayo de 2011, pero surgido del stalinismo rumano, de la decepción como militante mirista de Catia y de los peligros en la duchas en cuyas losas fuiste dejando una cabellera que jamás te conocí. Dos momentos básicos de esa conversión explicas. El primero resulta de la  sumatoria  del segundo atraco con "burundanga" en enero 2006 con la identificación de XY como el asesino del Padre Jorge Piñango ante la policía, la Fiscalía y El Nacional, el abandono de tu  pareja insolidaria por tus valientes denuncias (y eso que él también fue víctima del primer atraco en R. de Janeiro) y las paralelas  amenazas a tu vida y tu salida a Madrid, por sábatico. El segundo comienza con la paliza en Chueca, Madrid, cuando aquél  malandro te fracturó el húmero en 4 pedazos y te convirtió en carne de quirófano durante dos años.

Recuerdo cómo fueron dos momentos en que nos acercamos: primero, cuando el asunto Piñango; luego, cuando nos encontramos en la Av. Ciencias de Los Chaguaramos y ya estabas convertido en un cyborg; esta segunda vez me dijiste que la descripción del atraco en Chueca nadie la conocía, ni siquiera tu familia y que yo no se la comentara a nadie. Era la confesión y el pedido que se le hace a una amiga y no sólo a una colega conocida en pasillos y ascensores. Gracias por la confianza.

Te felicito de nuevo, por las mismas razones que te felicité en 2006, en correo-e público que tuvo repercusiones académicas y políticas en el movimiento queer venezolano y que a bien tuviste incluir en Warhol a pesar de todo. Como él dijo, aunque todos pueden tener 15 min. de fama, a veces esos 15 min.  se van al retrete, mientras que otros 15min. ayudan a meter preso a un asesino y a poner en guardia a policías, abogados, fiscales y--también-- a lgttib.

Gioconda Espina