viernes, 5 de diciembre de 2008

RESEÑA / La Corte Suprema mexicana considera constitucional el derecho al aborto


MÉXICO 29/08/2008 (AFP)

La Corte Suprema de México consideró que es constitucional la ley del aborto vigente desde 2007 en la capital mexicana, un fallo que causó un rechazo inmediato de la Iglesia Católica, mientras el Gobierno federal reiteró que no aplicará la interrupción voluntaria del embarazo en sus hospitales.
Después de cuatro jornadas de debate, una mayoría de ocho de los 11 jueces rechazó el jueves el recurso de inconstitucionalidad de la norma presentado por la Procuraduría (fiscalía) General de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con el apoyo de la Iglesia.
Cuando el presidente del tribunal anunció el veredicto pudo oírse en la capital el sonido de campanas de la Catedral y de otras iglesias en señal de luto por los infantes que, según el clero católico, han muerto y seguirán muriendo tras esta decisión.
La despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación en la Ciudad de México entró en vigencia en abril de 2007, tras ser aprobada por el Parlamento capitalino.
El dictamen de la Corte Suprema "representa un punto final en este importante asunto (...) en todas las naciones que se ha discutido el aborto en tribunales constitucionales hay un antes y un después. En México empieza el después: los efectos jurídicos y sociales de esta determinación son innegables", consideró Guillermo Ortiz Mayagoitia, presidente del tribunal.
En ese sentido, algunas voces se apresuraron a pedir la extensión de la despenalización del aborto al resto de los Estados mexicanos.
Este fallo "sienta un precedente muy valioso claramente a seguir por otras entidades", dijo Emilio Álvarez Icaza, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.
Entre los detractores del veredicto, el secretario de Salud federal, el conservador José Ángel Córdova, opinó que la ley no obliga a aplicar la interrupción voluntaria del embarazo en hospitales federales y descartó que este derecho vaya a legislarse a nivel nacional.
"No tenemos miedo (de la extensión de la legalización del aborto) porque estamos en un país de pluralidades y libertades en donde, sobre todo, debemos respetar la institucionalidad", expresó.
En el resto de México el aborto es permitido si el producto fue concebido en una violación, aunque no existen los reglamentos necesarios para garantizar el acceso a ese servicio.
Una decena de chicas de entre 17 y 21 años se manifestaron delante del tribunal para protestar contra el fallo, cuyo resultado ya se había ido perfilando en las jornadas previas.
En los 16 meses desde la entrada en vigor de la norma ejercieron su derecho a la interrupción del embarazo en Ciudad de México un total de 12.262 mujeres de entre 18 y 29 años, todas ellas de clase media y baja, en alguna de las 12 clínicas que ofrecen el servicio.
"Es decir que unas 80 al día han ejercido el polémico derecho", comentó a AFP María Luz Estrada, portavoz de la organización Católicas por el Derecho a Decidir. Otras 14.000 han desistido tras pedir informes a las clínicas, añadió la activista.
Entre 1990 y 2005 un promedio de 13 mujeres morían al año por practicarse abortos clandestinos sólo en la Ciudad de México, de acuerdo con organizaciones a favor del aborto, en tanto que la ultraconservadora Provida asegura que sólo eran ocho los fallecimientos.
Desde abril del año pasado, una joven de 16 años falleció debido a que tenía más meses de embarazo y no lo dijo al médico en turno.
Conozca otras notas sobre este hecho:
Diario La Jornada y la reacción de la Iglesia Católica frente a esta decisión. Iglesia en América Latina