miércoles, 12 de agosto de 2015

Diosas y Brujas de Mónica Bottero


Este libro lo compré en Tecniciencias del Centro Comercial El Recreo en el año 2007. Es un librazo. La periodista uruguaya Mónica Bottero se botó con este trabajo.

Son 16 perfiles de mujeres latinoamericanas y caribeñas que se han destacado en sus áreas. Estas mujeres son Lucía Topolansky, Ana Fidelia Quirot, Stella de Oxossi, Isabel Allende, Hebe de Bonafini, Rigoberta Menchú, Libertad Lamarque, Norma Aleandro, Dona Zica, Carolina Herrera, Donatilda Gamarra, Gloria Ornelas, María Jimena Duzán, Violeta Chamorro, Gloria Estefan, y como travesura, Mafalda.

De cada una de ellas Mónica hace un trabajo exhaustivo y riguroso. No es complaciente. Busca fuentes, se documenta, investiga, conversa con familiares, amigos, amigas pero además con antagonistas. Cada perfil lo presenta con creatividad. Uno de ellos es un guión de cine, otro es novelado. Muy original Mónica.

Este libro lo leí en dos tandas. Comencé a leerlo en 2007 y me detuve cuando llegué a Rigoberta Menchú. Cada perfil es bien extenso, así que cuando llegué a la mitad del libro, con Rigoberta, tuve que hacer una pausa.

El libro descansó varios años en la biblioteca de la casa hasta que lo retomé y lo terminé en el año 2012.

Me impresionó lo minucioso del trabajo de Mónica. Además en la presentación ella dice que no quería ser dogmática ni sectaria. Asumo que ella es una mujer de izquierda, por eso me pareció interesante que en su selección hubiesen mujeres de derecha, de izquierda, muy famosas y ricas, dirigentes de base humildes. Fue una mezcla bien interesante.



Varios años después sigo recordando el perfil de Lucía Topolansky, la compañera de vida del Pepe Mujica. Mónica lo escribió antes del 2005, es decir, el Frente Amplio del Uruguay todavía no había llegado a la presidencia, mucho menos se podía pensar que el Pepe Mujica llegaría a la presidencia. Me impresionó la vida de Lucía y en estos años cuando la veía en televisión, en entrevistas o en un acto con el Pepe, recuerdo con cariño su historia.

Me llamó la atención la vida de Violeta Chamorro, la presidenta de Nicaragua que vino después de los sandinistas. Violeta tiene 3 hijos: dos sandinistas y uno de oposición, pero de alto nivel. Los sandinistas eran ministros de Daniel Ortega, y el yerno era el líder del bloque opositor. Entonces en casa de Violeta, cuando había un almuerzo familiar estaba prohibido hablar de política.

También recuerdo el perfil de Donatilda Gamarra, la dirigenta de base peruana y su lucha por condiciones de vida más dignas y su resistencia frente al Estado y frente a la persecución de la organización guerrillera Sendero Luminoso. Al parecer, el grupo consideró a algunas comunidades de base organizadas como enemigas y las atacó.

Me gustaron los dos retratos de Brasil: Dona Zica, una maestra de samba y Stella de Oxossi, lidereza de la religión yoruba.

Quizás más adelante les cuento en detalle de algunas de estas diosas y brujas latinocaribeñas.

Termino con esto. Haciendo la reseña del libro, descubrí que Mónica Bottero tiene un libro llamado Mujeres que contiene 26 retratos de uruguayas. Voy a ver si lo consigo.